Ciudad de México. El escándalo de los jerseys robados a Tom Brady no afectará la relación de México con NFL, aseguró el responsable del deporte capitalino, Horacio de la Vega, uno de los organizadores del retorno de la liga al país.

“Es un hecho no grato, pero que no afecta la relación que ha crecido entre la liga y los promotores para que regresara”, dijo De La Vega.

Recordó que este año vendrán los campeones del Súper Tazón, los Patriotas, comandandos por Tom Brady.

“No se puede asegurar nada en cuanto a seguridad, pero afortunadamente el dispositivo que hemos desplegado en eventos como NFL o Fórmula Uno ha sido ejemplar y nunca hemos sufrido percances de esta naturaleza”, dijo.

La Jornada