Luego de las acusaciones del Ejército Mexicano en contra de indígenas triquis de permitir y cubrir la siembra y tráfico de amapola, comunidades y organismos civiles rechazaron la instalación de un cuartel militar en el Valle de Tlacolula, Oaxaca.

En un comunicado, informaron que el pasado domingo 5 de marzo de 2017 se realizó una asamblea comunitaria en San Mateo Macuilxóchitl, Oaxaca, para tratar asuntos de la comunidad,  donde el agente Fausto Ricardo Santiago Juárez informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) lo había estado presionando recientemente para que “donara” 34 hectáreas de tierras comunales, las cuales están cerca de la colindancia con San Juan Guelavía.

Explicó que la finalidad de la petición de la Sedena es instalar parte de una base militar en esta comunidad, la cual albergaría a cerca de cinco mil soldados del Ejército Mexicano, además de que se construiría un hospital de especialidades para militares al cual no tendría acceso la población civil de Macuilxóchitl.

El asunto se analizó en la asamblea de la comunidad, los pobladores concluyeron: “si permitimos  la instalación de esta base militar, perderíamos poder de decisión sobre lo nuestro”.

De igual forma en la comunidad vecina de Teotitlán del Valle la Sedena se acercó con la intención de solicitar la donación de cerca de 300 hectáreas de su territorio para la instalación de la mencionada Base Militar, en asamblea general convocada expresamente para tratar el tema, la comunidad acordó un rotundo NO a la donación y/o venta de la propiedad comunal.

Expusieron que la misma resistencia opondrán otras comunidades del distrito de Tlacolula y convocaron a las asambleas de las 258 comunidades que conforman el distrito, a las 25 cabeceras municipales, a comenzar la organización necesaria para frenar el avance del control y destrucción de nuestro territorio.

El comunicado lo firman la Red de Esfuerzos Defensa del Territorio (R.E.D.T.), Grupo de Investigación- Acción Autónoma, Colectivo Quiyehuixitao – Sn Mateo Macuilxochitl y pobladores de San Juan Guelavía, Santiago Matatlán, San Francisco Lachigoló, San Baltazar Guelavila y San Juan Chilateca, así como profesores de base de la Sección 22 del SNTE-CNTE