Este lunes celebramos una de nuestras fechas más importantes de la historia de Alebrijes
de Oaxaca, con el 1er aniversario del “Templo Alebrije del Estadio Tecnológico de Oaxaca,
un inmueble testigo del esfuerzo, pundonor, garra, pero sobre todo, que engloba el corazón
oaxaqueño que se identifica en nuestro ADN.
Así es, hace un año, precisamente el 26 de marzo de 2016, nuestra casa fue estrenada
en un duelo memorable contra los Pumas de la UNAM, en donde la gran afición oaxaqueña
disfrutó de un escenario digno del orgullo y pasión con la que viven el futbol cada día, todos
nosotros, los oaxaqueños.
La edificación de nuestra casa fue el resultado del esfuerzo de muchas personas, de un
proyecto que vio la luz en 2013 en suelo oaxaqueño, pero que cuenta con un respaldo de
más de una década de esfuerzos, de trabajo, de superación constante, avalados en la
visión, profesionalismo y dedicación del Grupo Tecamachalco.
Una celebración que nos llena de orgullo, pues paso a paso, hemos ido edificando un
equipo capaz de identificar y representar a todo el pueblo oaxaqueño en el deporte
profesional.
Es el festejo de 12 meses de vida del estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca, que
conforme avanza el tiempo se ha constituido como el punto de referencia del futbol
oaxaqueño y que muy pronto con el esfuerzo de todos los oaxaqueños, estaremos
compitiendo contra la elite del futbol mexicano.