La señal que manda Javier Corral es que está cambiando su forma de ser o de plano siempre le había sentado la vida de gobernador, solo que no lo sabía

Todo indica que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, está cambiando de costumbres.

De la austeridad dio un brinco a la fastuosa vida de los aviones privados y el golf. Pero mientras el exsenador más aguerrido y crítico del dispendio se transforma, Chihuahua se desmorona en la violencia.

La señal que manda Javier Corral es que está cambiando su forma de ser o de plano siempre le había sentado la vida de gobernador, solo que no lo sabía.

Alerta máxima

Las autoridades federales tienen que encender la alarma de máxima alerta por lo que está pasando en Nuevo León, pues mientras el gobernador Jaime “El Bronco” Rodríguez está pensando en ser Presidente de la República los penales en esa entidad son un territorio comanche en donde las bandas criminales rivales se están enfrentando con terribles consecuencias y, sí, usted adivinó, si el gobierno federal no entra al quite, “El Bronco” no se va inmutar porque él está pensando en el proceso electoral del  2018.

‘Los Centinelas’

La verdad es que más vale que la Procuraduría de la Ciudad de México detenga cuanto antes a la banda de jóvenes que se hace llamar “Los Centinelas”, que suele golpear por gusto y por delincuentes a otros jóvenes para grabarlo y tenerlo como hazaña de sus pocos escrúpulos. De lo contrario, el ridículo será mayúsculo e irreparable.

Porque ya bastante sospechoso es que hayan tomado cartas en el asunto muchos meses después de los peores actos de estos pandilleros.