Pues Seguritech está hoy en la mira no solo nacional, sino internacional, porque el sitio de denuncias Anonymous la exhibe como una de las empresas que se enriquecieron a la sombra de gobiernos priistas del Estado de México

 

Ariel Picker es un ingeniero industrial egresado de la Universidad Iberoamericana, en donde quizá una de sus materias predilectas fue el uso de las redes de poder… y no precisamente las del cableado eléctrico.

Solo así se explicaría que su empresa Seguritech se haya convertido en dos sexenios en la proveedora número uno de decenas de miles de equipos de videovigilancia en 22 estados de la República, operados desde 11 oficinas regionales.

Pues Seguritech está hoy en la mira no solo nacional, sino internacional, porque el sitio de denuncias Anonymous la exhibe como una de las empresas que se enriquecieron a la sombra de gobiernos priistas del Estado de México.

El caso es sensible por estallar en la antesala de las campañas mexiquenses para el relevo de Eruviel Ávila y presagia una contienda donde las revelaciones de corrupción serán factor decisivo para la elección.

Lo que Anonymous exhibe de Seguritech es un modus operandi bien aceitado que emerge en el Edomex y que se extiende por todo el país a partir de que los mexiquenses ocupan Los Pinos.

La compra de la mayoría de sus equipos de videovigilancia no pasa por licitación alguna. Son asignaciones directas, a precios desorbitados y con un nivel de ineficiencia muy elevado.

De acuerdo a las filtraciones de Anonymous, son contratos millonarios asignados a dos empresas, Seguritech S.A. de C.V. y Comunicación Segura S.A. de C.V., operadas por Ariel Zeev Picker Schatz.

El padrinazgo del casi monopolio de las videocámaras en muchos estados y municipios se ubica en otro mexiquense cuestionable: David Korenfeld.

Sí, aquel que fue despedido de la Conagua por usar el helicóptero del servicio público para trasladar a su familia de vacaciones.

La amistad de Korenfeld con Picker, en los tiempos en que el primero manejaba la Comisión de Aguas del Estado de México, es clave para que a Seguritech se le asignen contratos para la compra de radares meteorológicos, una tecnología en la que la empresa beneficiada no tenía experiencia.

Tanto Seguritech como Comunicación Segura recibieron de las dependencias manejadas por Korenfeld 300 millones de pesos en contratos para instalar 299 estaciones meteorológicas.

Pero la joya de la corona se da en 2013, en donde según Anonymous, Seguritech recibe del gobernador Eruviel Ávila contratos por 6 mil 376 millones de pesos para instalar 10 mil cámaras de videovigilancia en ese estado.

Las cámaras  instaladas por Seguritech en Guanajuato, Acapulco, Oaxaca y la Ciudad de México,  son arrendadas y al término del contrato Picker retira sus videocámaras y que venga el que sigue.

Esto se suma a las investigaciones de los costosos peajes y prolongadas concesiones de autopistas a OHL, además del presunto lavado de dinero de familiares de Josefina Vázquez Mota o las supuestas vinculaciones de Delfina Gómez al cuestionado y recluido alcalde de Iguala.

Eso indica que la disputa por el Edomex será la apertura de una Caja de Pandora difícil de volver a cerrar y con efectos telúricos que se prolongarán hasta el 2018. Ya lo verán.