El número de vehículos robados de manera violenta ha aumentado en Oaxaca y en las últimas 24 horas se han registrado al menos cinco casos, según reportes de cuerpos de seguridad y de las propias víctimas.

La mañana de hoy en la agencia Agua Caña, de Pinotepa Nacional, se reportó el robo de una camioneta marca Jeep, tipo Liberty, propiedad del párroco de Pinotepa, y cuyos delincuentes se dieron a la fuga con rumbo a Jamiltepec.

También esta mañana se reportó la desaparición de un chofer y su taxi, del sitio Infonavit Santa Cruz AMilpas, con placas de circulación 7731-SJH, con número económico 02766, conducido por Jesús Santos Cruz; aunque hasta hoy se hizo la notificación oficial, el conductor desapareció desde la noche del jueves.

Ayer, a través de redes sociales, el propietario de un vehículo difundió el robo a mano armada de su camioneta, marca Vollswagen, tipo Crossfox, color blanco, con placas de circulación TLM-5305.

Según la denuncia pública, la robaron la noche del 30 de marzo, alrededor de las 21:00 horas, en la parte posterior de la gasolinera ubicada en San Francisco Tutla.

En la colonia Progreso de San Juan Bautista Tuxtepec, también ayer, fue secuestrado un taxista del sitio Juárez, por parte de un grupo armado. La víctima conducía el taxi del sitio “Benito Juárez”, con número económico 4061; la unidad apareció más tarde en un terreno baldío.

El mismo viernes por la madrugada en la región de la Mixteca, un taxista fue amarrado, envuelto en una sábana y tirado, tras despojarlo de su taxi.

Los hechos ocurrieron en la vía federal 190 a Huajuapan de León, en inmediaciones de Tezoatlán de Segura y Luna, cuando fue interceptado el chofer de nombre Gildardo, en su unidad del sitio “Yucudaa”, de la Heroica Ciudad de Tlaxiaco.

Cabe recordar que el jueves, otro hombre fue baleado al intentar robarle su coche tipo Tsuru, marca Nissan, cuando se encontraba estacionado sobre la avenida Símbolos Patrios, cerca del aeropuerto al sur de la capital.