Con el tema “Depresión. Hablemos”, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) conmemoran el Día mundial de la salud, 7 de abril, a través de la difusión de este padecimiento que puede afectar a cualquier persona, así lo informó en entrevista la Secretaria de Salud y Directora General de los SSO, Gabriela Velásquez Rosas.

Detalló que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión es una enfermedad frecuente, y se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y que en el peor de los casos puede conducir al suicidio (segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años).

Ante este panorama, solicitó a los responsables de familia a poner especial atención en los niños, adolescentes y jóvenes, ya que provoca angustia mental, lo que repercute en la capacidad para realizar tareas cotidianas, y puede incrementar la mala relación con familiares y amigos.

Sin embargo, dijo que se puede prevenir y tratar, “es importante que nos acerquemos a nuestros hijos para crear un vínculo de confianza y así podamos identificar sus pesares, actuar en el momento preciso, y acudir a los centros de salud donde contamos con personal capacitado que sabrán orientarlos en todo momento”, aseguró.

En ese tenor el jefe de Enfermedades No Transmisibles, Oscar Vargas, informó que en la Jurisdicción Sanitaria número 06, Sierra, se realizará una jornada deportiva a fin de combatir la depresión en la población en general, en tanto que el resto de las Jurisdicciones llevarán a cabo actividades específicas a las necesidades de sus regiones.

Finalmente aseguró que la salud es una responsabilidad compartida, por lo que aseguró que con la ayuda de un profesional se puede diagnosticar y tratar cualquier trastorno depresivo y evitar cualquier complicación.

Trastorno Depresivo Recurrente: se caracteriza por repetidos episodios de depresión (estado de ánimo deprimido, pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar, reducción de energía, de actividad, durante dos semanas). También se pueden presentar síntomas de ansiedad, alteración del sueño y apetito, sentimientos de culpa y baja autoestima, dificultades de concentración y enfermedad.

Trastorno Afectivo Bipolar: Se presentan episodios maníacos y depresivos separados por intervalos con un estado de ánimo normal. Ánimo elevado o irritable, hiperactividad, logorrea, autoestima excesiva y disminución de la necesidad de dormir.