El pintor Francisco Toledo, fundador del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca (PROOAX) envió al presidente municipal capitalino, José Antonio Hernández Fraguas, para protestar por la colocación de un letrero frente al templo de Santo Domingo de Guzmán.

De acuerdo con el documento, “lejos de contribuir una identidad gráfica, sentimos que ese letrero desvirtúa a uno de los espacios más bellos de México, que forma parte del Patrimonio de la Humanidad, declarado por la UNESCO”.

No obstante, esa y otras acciones, como la publicidad, las esculturas y las luminarias, demeritan día con día el Centro Histórico y reflejan falta de sensibilidad y respeto hacia nuestro legado colectivo, indicó el artista plástico en la misiva.

No obstante, en su carta fechada el 7 de abril, el mismo día que fue colocado el letrero, Toledo no pide a las autoridades retirarlo.