Lorenzo Rafael

 

El Arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, afirmó que la Semana Santa es expresión cumbre de la misericordia De Dios en donde se conmemoran los orígenes centrales de la fe.

Hizo un llamado a revisarse desde el corazón, con trabajo honesto para levantar la vida.

Señaló que las personas deben dejar de actuar como Pilatos, pues sólo se lavan las manos y se condena a inocentes.

Asimismo, otras personas actúan como fariseos y crimínales, porque solo les incomoda la verdad y la honestidad, lo cual debe cambiar.

Explicó que el Domingo de Ramos abre la Semana Santa, los ramos son signo de la victoria de Jesucristo, donde todos se muestran decididos a seguirlo, la palma bendita lo recordará.

El martes santo a las 11:00 horas se llevará a cabo la misa crismal en la Soledad con la bendición de los santos óleos, además de que los sacerdotes renuevan su compromiso con Cristo.

La visita a los 7 templos evoca a acompañar a Jesús donde lo acusaron y condenaron a muerte, “nosotros reparamos las ofensas adorando a Jesús”.

El viernes santo se celebra a Jesús, con una devoción que la preceda, por eso se recomienda asimilar su vivencia con una devoción posterior.

“Aprovechemos las vacaciones para descansar y poner en paz el corazón, esto nos ayudará a abrimos a Dios y a los demás, hagamos un compromiso de paz ante las imágenes de la pasión”, indicó.