*Hace falta conquistar mercado internacional, considera

Oaxaca, Oax.- Edna Ambrosio Hernández, rectora de la Escuela Libre de Arte y Diseño admite que la ropa con toque étnico de Oaxaca, actualmente se han logrado posicionar favorablemente a nivel nacional, pero hace falta mucho por hacer a nivel internacional.

En entrevista, la también promotora de Etno Fashion 2017 indica que “lo oaxaqueño está de moda, tanto en las regiones del estado y  principales ciudades pero en el extranjero, no se tienen grandes resultados”.

Subraya que hoy en día, “los diseños son un símbolo de nuestra identidad local, nacional y con la propuesta de los diseños contemporáneos forman la mancuerna perfecta de moda y tradición para diversos gustos”.

La diseñadora explica que al utilizar textiles prehispánicos, mestizos y todo lo referente a la riqueza cultural se proyecta la cultura de las comunidades indígenas, sin desvirtuarlos o plagiarlos como ha ocurrido.

“Nosotros como diseñadores no podemos fomentar o permitir la pérdida de raíces o tradiciones en cuanto a la forma de bordar, pero sí en algún momento enseñarles el manejo de otros materiales”, destaca.

Por ejemplo, cita la utilización de prendas ocupadas por mujeres de las comunidades indígenas,  “los rebozos traen a mí infinidad de recuerdos que se asocian no sólo con la historia de México, sino con la familiar”.

Con 22 años de experiencia en el diseño de prendas de vestir, Hernández subraya que si se puede hablar de ganancias, tanto para artesanos de las comunidades como para quienes han retomado esos saberes.

Si no regatean en las grandes cadenas de tiendas departamentales y almacenes transnacionales, no se vale pedir rebajas en los precios de las blusas, vestidos, faldas y más, elaboradas por nuestros artesanos, dice.

“Debemos garantizar que los expertos, los maestros en sus técnicas adquieran otro tipo de conocimientos en lo relativo a manejo del marcado,  control de calidad, terminados o manejo de tendencias”, explica.

Incluso habla de los plagios conocidos como lo es la blusa de Tlahuitoltepec y para lo cual se requiere de la colaboración de autoridades para evitar actos que vayan en contra de los derechos de los pueblos.