Oaxaca, Oax.- La exposición es un esfuerzo colectivo de varios artistas plásticos que muestran su trabajo mediante la técnica de xilografía y el modelado del barro. En el caso de las xilografías se utilizó la madera de árboles emblemáticos como el Ahuehuete de Moctezuma Ilhuicamina y del Tule para realizar sus obras.

Tanto el jaguar como los árboles constituyen parte fundamental del Patrimonio Vivo de la Humanidad, son íconos y emblemas de la conservación de un medio ambiente saludable en nuestro planeta.  El árbol produce oxígeno, el elemento necesario para la existencia de la vida. En las regiones donde conviven (selvas y bosques), sin árboles no hay jaguares. Por su parte, el jaguar constituye la cúspide de la pirámide zoológica, es el tope de la cadena alimenticia, el regulador del equilibrio ecológico y el más evidente síntoma del buen estado de los árboles (y en general de toda la vegetación) en el hábitat donde vive.

El objetivo es fomentar la protección del Patrimonio Natural y dar a conocer el papel crucial que ha tenido el jaguar desde las culturas mesoamericanas, lo cual puede constatarse en mitos cosmogónicos, códices, grabados, objetos cerámicos y esculturas. En el caso de la cultura zapoteca existen diversos códices, estelas y cerámica que vinculan a este animal con algunos de los linajes reales más importantes de Oaxaca.

Los artistas que participan en esta exposición, consientes de la importancia de la conservación del medio ambiente, plasman en su obra representaciones de árboles y jaguares, al considerar al arte como un medio o una herramienta para luchar por esta causa.
Ambos trabajos serán presentados el día 15 de abril de 2017, en el Museo Comunitario Santa María Atzompa, a las 12:00 hrs. Evento gratuito