Juan Carlos Zavala
La Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (COPUVO) denunció amenazas contra miembros de su organización y de activistas de las comunidades de la región de Ejutla de Crespo y de Ocotlán de Morelos.
El organismo de la sociedad civil acusó de estas amenazas a la empresa minera Fortuna Silver Mines y al presidente municipal de San José del Progreso, Servando Díaz Vásquez. Este último, explicó, solicitó a integrantes de otros pueblos abstenerse en participar en una reunión realizada el pasado 7 de mayo en el municipio de San José del Progreso para darle seguimiento a las acciones de resistencia que tienen los pueblos contra el proyecto minero “San José”.
“Tenemos conocimiento que el día 7 de mayo del presente año, la Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán, está invitando a los pueblos vecinos en el marco de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio a realizar una protesta, supuestamente pacífica, dentro de nuestra población (…)
“A lo cual solicitamos de la manera más atenta abstenerse a la participación de dicho acto, ya que años anteriores hemos tenido amargas experiencias y en este año la autoridad municipal se reservará la participación y se deslinda de cualquier situación ajena y adversa en pro de los Derechos Humanos”.
Esta, según la organización, es el mensaje que recibieron del presidente municipal de San José del Progreso, Servando Díaz.
Por su parte, la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca se declaró por el rechazo al hostigamiento y criminalización a la labor de los defensores y defensoras comunitarias por no estar de acuerdo en proyectos de desarrollo e infraestructura, proyectos que ponen en riesgo la vida.
Asimismo, rechazaron que se violente el derecho a defender derechos humanos, el derecho a la manifestación, libre expresión, libre tránsito, a la protesta y ser protegidos/as contra la criminalización.