Este domingo la Orquesta Sinfónica, el Mariachi y el Coro de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ofrecieron un magno concierto a cientos de familias oaxaqueñas en el Auditorio Guelaguetza.

Desde un popurrí de Frank Sinatra, ritmos latinos, baladas y el Dios Nunca Muere, los músicos de la Sedena cautivaron a más de uno durante el concierto que empezó minutos después de las 19 horas de este domingo.

La primera parte del concierto corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica, integrada por mujeres y hombres soldados que tienen la encomienda de proteger, servir y ayudar a la población.

Las melodías más aplaudidas fueron el Dios Nunca Muere escrita por el artista oaxaqueño Macedonio Alcalá; también un popurrí de ritmos latinos y otro más de canciones del maestro Carlos Santana fueron las favoritas del público asistente.

Posteriormente tocó el turno al Mariachi de la Sedena que abrió el repertorio con El Son de la Negra y Yo Soy Mexicano, entre otras.

Los aplausos inundaron en más de una ocasión al Auditorio Guelaguetza ante el magno concierto que ofreció la Secretaría de la Defensa Nacional.