“Por ese afán de voracidad de algunos ciudadanos, Oaxaca está agotada a un ritmo sin precedentes. Desde luego, que les faltó amor por nuestra tierra” Manolo.

A los padres en su día

Existen seres que el Dios dinero los mueve a su antojo y capricho. Lo han endiosado tanto, que forma parte de ellos como la única razón de vida, hasta el punto de que todo tiene un precio en este mundo de capitales, incluido el propio ser humano. Deberíamos haber aprendido de que hay cosas que el peculio no puede comprar. No tiene sentido ese apego a algo que nos destruye, máxime cuando hacemos un uso desfigurado del mismo, pues en lugar de contribuir a progresar, nos retrotrae a tiempos pretéritos de inútiles batallas, de hermanos contra hermanos, de familias contra familias. Pongamos como reflexión, los negocios que efectúo el doctor Germán Tenorio Vasconcelos al amparo de su cargo como titular de la Secretaria de Salud, creciendo como jamás sus necesidades en los hospitales y clínicas de esa Institución, mientras los enfermos se agravaron sus males y algunos perecieron por falta oportuna con medicamentos adecuados como atención médica, que es un delito tipificado como negligencia médica.

Esto viene a colación, por el reciente ingreso de dicho galeno a la cárcel, quien fue capturado el sábado pasado, mismo que se ufanaba de que jamás sería detenido, al creer que todo estaba cubierto.  Cuán grande fue su sorpresa al ser capturado, quien de inmediato se comunicó con su abogado, mismo que lo ha acompañado como asesor desde que asumió el cargo de secretario de Salud, que acorde a su obligación procedió a solicitar la libertad bajo caución, ante el juez que lo reclamaba, misma que le fue negada su petición por oponerse el Agente del Ministerio Público. ¡sopas!

Recuerda este observador que escribí hace unos 15 años atrás, sobre otro ex secretario de Salud sobre sus trapacerías, quien al leerme el señor Tenorio, expresó que mi columna tenía razón y ese otro ex secretario era un bandido. Inquiero acucioso lector: ¿Por qué si reprobaba el señor Tenorio actos de añagazas, él también en forma exponencial los cometió?

Está visto que nos queda mucho por asimilar, ya que lo importante no es que los caminos se nos abran por nuestra riqueza, sino que hagamos el itinerario en función de nuestra entrega a los demás, y no en función de la fortuna.

Denotándose su falta de humanismo y elementales modos de conducta, ya que viene a  cuento la violencia intrafamiliar que infirió a su primera esposa, ya ahí había claros signos de su distorsión en su ser, y a pesar de ello fue nombrado secretario de Salud. Ver para creer.

Durante su gestión subrogó derechos de hospitales de la secretaría de Salud a la clínica Del Carmen, (que forma parte de él y familia) para atender partos, que por cierto en su mayoría eran cesáreas, que obvio su costo se eleva al de parto natural. Negocio redondo.

Es tan profundo el endiosamiento de las finanzas, que somos una generación perdida, totalmente enclaustrada por el poder del patrimonio, sin apenas libertad alguna. Toca despertar y dar culto a la poesía. El dinero corrompe, vicia y envicia hacia horizontes verdaderamente sanguinarios, cuando no hay madurez espiritual. Hemos caído en el timo del Dios dinero.

En consecuencia, existe un rechazo totalmente de la ciudadanía por su enriquecimiento ilícito, quien ostenta bienes de lujo, bajo las doctrinas del  endiosado caballero don dinero. En ocasiones, somos tan ingenuos que pensamos que el bolsillo, por si solo, nos va a sacar de esta crisis de humanidad, obviando el amor que es, realmente, la verdadera fuerza del cambio. Sospechen, por tanto, de aquel que piensa que lo metálico puede hacerlo todo, cabe desconfiar de sus palabras, pues será capaz de hacer cualquier cosa por atesorar más dividendos para sí y los suyos.

Tras esta actitud egoísta, que suele rechazar toda ética-moral, la carga no pasa de ser un sueño imposible, ante los efectos destructivos de la corrupción que nos lleva a la perdición total. Como le sucedió a Germán Tenorio que fue trasladado de Jalisco a Ixcotel

Jugadas de la Vida

Se dice que al ver la Catedral de San Basilio, Iván “El Terrible” mandó que le sacaran los ojos al arquitecto que la construyó para que no pudiera hacer otra igual.

Gracias por leerme y emitir comentario, correo: ldojuanmanuel@hotmail.com

Twitter: @ldojuanmanuel