Oaxaca, Oax.- A más de 300 empresas revisa la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS) en Oaxaca, para atender las quejas por la falta de cumplimiento en la entrega del reparto de utilidades.

Omar Acevedo, delegado de la STyPS afirmó que en dos semanas se tendrán las conclusiones de la revisión en las 8 regiones del estado, para proteger los derechos de los trabajadores.

“Primero vamos a la conciliación entre patrón y trabajador y en caso de no dar resultado, se daría paso a la multa para la empresa por violación a la ley federal del trabajo”, afirmó el funcionario federal.

Incluso manifestó que las revisiones abarcarán a aquellas empresas transnacionales, como grupo Walmart de México y otros consorcios que operan en la entidad.

Afirmó que los trabajadores oaxaqueños tienen a salvo su derecho para recibir el pago del reparto de utilidades, ‘si no pueden acudir con nosotros y revisamos los casos para dar una solución consensada’.

Es importante mencionar que antes del fin de mes, empleados del grupo Walmart de México pararon actividades y bloquearon los accesos a algunas sucursales de Valles Centrales, Istmo y Mixteca en protesta por el monto mínimo recibido por el reparto de utilidades.

A su vez, la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) enfatizó que al terminar el plazo de ley para que las empresas hagan entrega a sus empleados del pago de utilidades generadas durante el año 2016, se encuentran en periodo de recepción de quejas.

El organismo, dependiente de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), apuntó que las empresas que no cumplan en tiempo y forma con esta disposición se podrían hacer acreedores a multas que van de los 3 mil 774 hasta 337 mil pesos.

Explicó que el mismo titular de la dependencia, Alfonso Navarrete Prida, ha instruido a que se lleve a cabo una inspección federal para apoyar a los trabajadores a que reciban esta prestación, misma que les corresponde por ley.

La Profedet agregó que se mantendrá atenta a las quejas de los trabajadores que por algún motivo no hayan recibido su participación de utilidades, al tiempo que refirió que, de acuerdo a la legislación laboral, al empleado que no se entregue el reparto de utilidades o se le pague de manera incompleta, tiene plazo de un año para reclamarlo, a partir del día siguiente del vencimiento establecido.