AHORA que salió a la luz que Roberto Borge desvió 200 millones de pesos del erario para la campaña del priista Mauricio Góngora, algunos recordaron que el delegado del CEN tricolor para esa elección era el oaxaqueño Ulises Ruiz.

OBVIAMENTE en Quintana Roo nadie se explica cómo es que personas tan honorables, decentes e impolutas como Borge y Ruiz salieron salpicadas de esta mega transa de la que seguramente son ajenos. ¡Ajá!

Reforma / Templo Mayor / F. Bartolomé