Fotos: Alberto Méndez

Oaxaca Oax. – Habitantes de varias comunidades del Puerto de Salina Cruz presentarán una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), en contra de Petroleos Mexicanos (Pemex), por la contaminación que viven debido a la explosión en la refinería Antonio Dovalí Jaime, que ha repercutido en la población.

Carlos Zárate Benítez, coordinador del Movimiento Nacional por la Esperanza, dio a conocer que en las playas de Salinas del Marqués, La Ventosa, San Antonio Monterrey y Boca del Río, es donde se ha dado la mayor parte de contaminación.

Y abundó: “es lamentable que Pemex no asuma su responsabilidad en la contaminación de los mantos acuíferos por el combustible que se quemó y tampoco existen medidas de protección civil necesarias para asistir a la población y además porque no permitieron la entrada de los bomberos de la Ciudad de México, por el trasfondo político de corrupción que vive la paraestatal y que consiste en la venta de las zonas a las empresas privadas amparadas por la reforma energética”.

Comentó que Pemex solo lleva despensas y empleos temporales, pero no hay un proyecto claro, ni un plan de desarrollo tanto del gobierno del estado y federal, para asistir en ese tipo de contingencias donde la paraestatal no acepta que está contaminando gran parte de Salina Cruz.

No hay un cerco sanitario para los afectados de las tormentas Beatríz y Calvin,  esto es una bomba de tiempo y de corrupción porque es un riesgo para los pobladores de Salina Cruz, que viven día a día con esa preocupación de que puedan explotar los ductos que alimentan a la refinería.

Han habido fuga de hidrocarburos, además de los huachicoleros que están saqueando la refinería y ponen en riesgo la vida de los ciudadanos; la política es desmantelarla porque no le dan mantenimiento; afirmó Carlos Zárate. Participan en la denuncia ante la PGR, Armando Díaz, el agente Ernesto López, de San Antonio Monterrey y el agente municipal de Boca del Río, Juan Carlos Pérez Maldonado.