Cd. de México.- No más polémica. La afición mexicana se comportó a la altura en el duelo del Tri contra Nueva Zelanda y la FIFA determinó que no hubo motivos para una nueva amonestación.

Un portavoz del organismo informó a CANCHA que tras haber analizado el reporte del partido de la Copa Confederaciones no se encontró evidencia de conductas discriminatorias, a diferencia de lo que ocurrió frente a Portugal.

“Después de analizar las pruebas del encuentro de la Copa FIFA Confederaciones entre México y Nueva Zelanda, se ha constatado que no existen motivos para tomar medida disciplinaria alguna contra la Federación Mexicana de Fútbol Asociación o la Federación Neozelandesa de Futbol, ni contra sus jugadores o entrenadores”, informó.

El organismo rector del futbol internacional ha desplegado en los estadios observadores anti discriminación, entrenados por la Football Against Racism in Europe. Además, en este torneo, se facultó a los árbitros para suspender un partido en caso de que no cesen las conductas discriminatorias.

La FIFA suma ya nueve amonestaciones hacia México, siete de ellas de índole económica, por el grito de ” puto” de los aficionados mexicanos al portero rival durante sus despejes.

Los seguidores del Tricolor entendieron que pueden ser perjudicados y que el equipo también corre riesgo y por ello prescindieron de la expresión.
 

Sin embargo, dos aficionados fueron retirados del Estadio Fisht, en Sochi, por no acatar las disposiciones y, de acuerdo con el portal Non Violence, tendrán que pagar una multa para recuperar las FanID que les permiten libre tránsito en Rusia y que equivalen a la visa.

Reforma / Edgar Contreras