La rebelión interna tricolor podría apaciguarse. Hay quienes aseguran que uno a uno de los que se han quejado por el proceder de la actual dirigencia del PRI, serán llamados, como en el juicio final, y serán premiados o sancionados

La rebelión interna tricolor podría apaciguarse. Hay quienes aseguran que uno a uno de los que se han quejado por el proceder de la actual dirigencia del PRI, serán llamados, como en el juicio final, y serán premiados o sancionados según su comportamiento. Pero habrá una, que se quedará sola con sus ilusiones. Se trata de Ivonne Ortega, quien con la revuelta ha dejado entrever sus verdaderas aspiraciones a la grande. ¿Militante? Sí. ¿Con trayectoria en el servicio público? Sí, pero aún así, no cumple con las expectativas. Por lo que, pese a su berrinche, se quedará en un completo soliloquio. Ya verán.

Lo que faltaba

Aunado a la violencia, a la inseguridad, a las autodefensas, a los policías en huelga y a los gobernantes que se enriquecen vilmente con los recursos públicos en esa entidad, la Secretaría de Gobernación ha declarado alerta de género en Guerrero. La dependencia comprobó diversas problemáticas culturales, sociales e institucionales que han derivado en los índices actuales de esa expresión de la violencia y en adelante (dice) se encargará de promover medidas que mejoren la condición de las mujeres en la entidad. El Gobernador Héctor Astudillo ya fue notificado y se le pidió especial atención en los municipios de Acapulco, Ayutla, Chilpancingo, Coyuca, Iguala, José Azueta, Ometepec y Tlapa de Comonfort.

¿Regular las fiestas?

No se vaya a reír estimado lector. Resulta que luego del enfrentamiento a golpes entre estudiantes del Colegio Irlandés y el Cumbres, saltó la maravillosa idea de regular los “afters” después de las graduaciones. La brillante idea -que nadie se explica cómo podría ejecutarse- fue de El Consejo Nacional de la Abogacía -tampoco sabíamos que existía- que anunció que van en serio y realizarán una cruzada nacional contra la fiesta después de la fiesta, el after.