La Cofepris tiene seis meses para elaborar el reglamento que permita importar medicamentos a base de cannabis y tetrahidrocannabinol; la autorización será para droguerías y éstas los venderán a farmacias

Con la reforma a la Ley General de Salud publicada el lunes pasado, será posible la importación de medicamentos de cannabis en diciembre, cuando se publique el reglamento respectivo. Y comenzará una etapa de investigación científica para el desarrollo de fármacos mexicanos, informó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“La autoridad sanitaria otorgará autorización para importar substancias y productos, incluyendo los derivados farmacológicos de la cannabis, exclusivamente a las droguerías para venderlos a farmacias y los establecimientos destinados a producción de medicamentos autorizados por la propia Secretaría de Salud”, explicaron fuentes de la Cofepris a 24 HORAS.

El reglamento que la Cofepris redactará deberá publicarse a más tardar el 15 de diciembre, cuando se cumplan los 180 días establecidos para contar con la ley secundaria respectiva. En dicho período éste deberá pasar por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, la cual fijará un lapso para que la sociedad civil emita opiniones.

Lisa Sánchez, directora de Política de Drogas de la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia, dijo que la reforma tiene puntos positivos, por ejemplo, abrir la posibilidad de tratar más patologías al permitir la comercialización no sólo de medicamentos a base de tetrahidrocannabinol (THC), sino de otros ingredientes.

“De entrada se permiten varias cosas que son buenas, una es que las preparaciones medicinales que se vayan a comercializar tengan THC, el principal componente psicoactivo de la mariguana, no sólo nos quedamos con cannabidiol que sólo se les estaba autorizando a los pacientes por la vía jurídica. Con esto se abre la posibilidad de tratar más patologías, y no sólo las epilepsias refractarias como hasta ahora”, comentó.

Puerta al cultivo… para investigación

Sobre la fase de investigación, la Cofepris indicó que en el reglamento se definirán las reglas para la experimentación, incluidas aquéllas que tengan que ver con la siembra de la planta para obtener la materia prima de la investigación.

Sánchez comentó que otra ventaja es que la Secretaría de Salud podrá emitir permisos para que personas físicas y morales puedan cultivar plantas de mariguana para fines de investigación científica, con el fin de crear un mercado nacional a mediano plazo.

Respecto a las posibles desventajas, la especialista pidió poner atención a la redacción del reglamento, pues existe la posibilidad de que sólo se permita importar o producir fármacos, dejando de lado a productos de tipo herbolario, como aceites o pomadas, dejando el monopolio de la mariguana medicinal a los grandes laboratorios.

24 Horas