LA PRODUCCIÓN LITERARIA

La poesía.- la provincia ha generado autores fundamentales para el desarrollo de la literatura nacional, en diversos periodos, pero en especial en los dos últimos siglos, muchos estados del interior han visto levantarse las voces de Alfonso Reyes (Nuevo León), López Velarde (Zacatecas), Manuel Maples Arce (Veracruz) y más recientemente Jaime Sabines (Chiapas), entre otros.  En el siglo XXI la literatura mundial se ha encaminado hacia rumbos heterogéneos, fenómeno sin duda propiciado por dos guerras en el siglo XX, sin reparar en que el destino de la humanidad se ha visto en juego, tales eventos históricos ocasionaron una crisis de valores que modifico, de manera determinante, la visión que de la existencia tenían poetas y narradores.  Un panorama convulso propicio el surgimiento de todos los istmos de principios de siglo, influenciado de manera visible las propuestas literarias de Joyce y de Kafka.

En nuestro continente, la obra de norteamericanos como Henry James y William Faulkner es de las más propositivas en el cono sur aparecen con Borges, Bianco, Cortazar, Bioy Cazares y Neruda, las letras hispanoamericanas con identidad propia. Y dentro de este complejo panorama universal ¿Cuál ha sido la aportación de Oaxaca? Es cierto que en esta provincia no ha habido una sólida tradición en ese sentido, han existido si, poetas y narradores esporádicos que en cierto momento logran visos deslumbrantes, muy recientemente las jóvenes generaciones de escritores logran sortear los resabios de un seudorromanticismo que por un grande lapso mantuvo atadas las altas de la poesía estatal, sin embargo debemos resaltar las validas aportaciones en el campo filosófico de José Vasconcelos, y de Andrés Henestrosa en el rubro periodístico y narrativo, donde la geografía irrumpe de modo singular.

A manera de recuento es importante referir el desarrollo cronológico de las manifestaciones poéticas en nuestra entidad, la poesía y la prosa no ocuparon un ancho espacio en el siglo XVI, quizás debido al veto del 4 de abril de 1531, que prohibía vinieran al continente libros de romances de historias vanas, porque estos eran malos ejercicios para los indios, por tales razones en Oaxaca fue escaso el número de escritores hasta el siglo XVII y no fué sino hasta el XVIII cuando hubo una profusión de poetas que, de haber publicado y promovido mejor su trabajo literarios, no sólo hubieran tenido celebridad en esta provincia sino en todo el país.

Respecto a las letras del siglo XIX el Oaxaqueño Manuel Matus dice que la poesía nace con los liberales y la independencia, en un afán de búsqueda social, y en este contexto surgen las plumas de Francisco Apodaca, de José Ma. Álvarez  poeta callejero, improvisador y rebelde, cuyo poema al cigarro no atiende al esquema general, de ese tiempo, de hablar del amor, de la naturaleza o del heroísmo patrio.

Tu fuego las pasiones simboliza,
En las cuales ansioso me consumo,
Bebiendo el fuego que aliento atiza. (1886)

Como ejemplo  de auténtico poeta  podemos referirnos al Lic. Esteban Maqueo (1832-1865).–  Quien nació en la ciudad de Oaxaca en el seno de una familia acomodada. Estudió derecho en el Instituto de Ciencias y Artes y a pesar de su corta edad se hizo a las causas de la reforma y a altos puestos políticos de relevancia en la administración local. Dice Rabasa de el: “Tuvo para poeta la más brillante cualidad: la inspiración”. Murió asesinado en un asalto en 1865 al volver de un recorrido por sus haciendas mantenidas en la región del Istmo de Tehuantepec.
Con una composición vigorosa y combativa:

¡Viva el valor! ¡Victoria de los valientes! ¡Campo a la omnipotente voluntad! (sic) (1865) y una mujer muy especial: Ma. Casimira Candiani Santibañez (1819-1879): Valientes Oaxaqueños: ¡Al combate! Corred: volad: también otros valientes osan, resueltos e impacientes, aunque ésta última escribió en la mitad del siglo XIX, fue madre de 5 hijos entre ellos el abogado Manuel Brioso y Candiani.

Jorge Fernando Iturribarría nos dice: En el siglo XIX destaco el padre José María Cortes, Son notables sus sonetos de corte garcilasiano, su oda al mar y su meditación en el campo bastan para reconocerlo como un buen poeta, en las postrimerías de este siglo, surgen la lírica romántica de Isaac Bolaños Cacho que se refleja espontánea y melancólica en su Rima a María Teresa, la de su hermano Juan Leopoldo, en la ensoñación erótica y desesperanza de tu casita blanca.

De Herminio Acevedo son cosecha de antología sus poemas Serenata de Chopan y Galán de Noche, del que reproducimos un fragmento:

¿Quién toca? ¿Quién es? ¿Quién quiere? Es un eco agonizante, alguien que sufre y que muere, en la angustia de un instante,  ¡Pasajero, pasajero de la vida! Caminante que perdió su derrotero… ¡Adelante! ¡Adelante! No está aquí el sepulturero, vive allá donde el camino, hace cruz con el sendero, ¿Qué quieres peregrino? Y el viento se va ligero, por donde llorando vino.

De la lírica necrófila de Adalberto Carriedo –buen prosista además- he seleccionado Alma sola, curada de exaltaciones románticas, serena, en donde la muerte de su musa presentida: Árbol sin hojas que sacude el viento, océano sin orilla, roca sola, ola que vaga y vaga, ¡Pobre ola! Sin una espuma, sin color ni acento, infecunda semilla que se esconde, enjuta flor a orilla del pantano, ciego que marcha sin saber adónde,  y marcha y marcha, pero marcha en vano, si todo es un erial, si al fin de todo, ese cuerpo sin alma vaga inerte,  ¿Por qué, señor, si hiciste con el lodo, esa vida, no acaba con la muerte?

Félix Martínez Dolz, nació el 3 de julio de 1875, estudió latín y gramática en el viejo seminario conciliar de la santa cruz, escribió a los 14 años para el suplemento cultural La voz de la juventud, del periódista Ignacio Manuel Altamirano, entre sus obras encontramos Elegías breves y Alma genetrix, este último volumen puede considerarse su obra más importante, mismo que consta de 31 poemas redactados en estilo ecléctico.

De esta temporada quisiera citar los nombres de Patricio Oliveros, “Oliveros tenía un carácter fogoso y al mismo tiempo sentimental –dice un crítico paisano nuestro-  había estudiado mucho  y se distinguió en todas ocasiones por sus arranques patrióticos y religiosos.”  Por lo que respecta a su labor literaria, diré sencillamente el más alto elogio que de él puede hacerse: era un poeta. Tenía lo que los retóricos denominan estro, su vena poética era caudalosa y diáfana, en ella se encontraban las transparencias de las aguas de Hipocrene y la frescura de un huerto en mayo, a la hora rosada del amanecer, ¡Qué ática dulzura la de sus versos, que llenarían de orgullo a Garcilaso y no desdeñarían los Argensola! Qué pureza en la forma, que limpio casticismo en el decir, que suave y persuasiva inspiración late bajo la clámide aurea de sus rimas, a la manera que bajo el manto de la ceniza alientan las ascuas rutilantes de fingen rubíes. Otros poetas de mencionar son: José Guillermo Carbó  y Manuel Ramírez Varela, quienes con su contribución lograron una sana efervescencia en la poesía de aquellos días.

De los poetas del pasado siglo XX no puedo dejar de citar a Francisco Hernández  Domínguez:

“Mi voz es india, mi palabra seca
Y no encierra pasión ni fanatismo
Solo canta verdad y allí se obceca
No pronuncia el absurdo ni el abismo
Y se sabe guijarro y se hace greca….
                           Salud excelso poeta.

Otros son entre muchos  el Profesor Guillermo Villa Castañeda, que escribió con el seudónimo de José María Bradomín, Alfonso Francisco Ramírez, Enrique Cervantes Olivera, Esteban Avendaño, Alberto Vargas. Fausto Ramírez Candiani, Hugo Torres Mimiaga, Salvador Mendoza, Enrique Othón Díaz, Jacobo Dalevuelta, Ofelia Montiel, Manuel R. Rincón, Gabriel López Chiñas, Enrique Sada Baigts, Guillermo Martínez Forte, Dionisio Hernández Ramos, Macario Matus, Víctor de la Cruz, Natalia Toledo, Carlos Nieto, Julio Ramírez, Samuel Pérez García, Jorge Magariño, José Luis Reyes Hernández y el maestro Andrés Henestrosa, trayendo a la palestra su poema:

Continuará…………………..

Oaxaca, Oax., a 25 de junio de 2017.
Jorge Alberto Bueno Sánchez.
Cronista de la Ciudad de Oaxaca.
Miembro de la S.M.G.E.
Miembro del S.C.M