* Exigen reparación de daños por contaminación en Salina Cruz

Oaxaca.- Un grupo de habitantes de la localidad Boca del Río, Salina Cruz, retuvieron a trabajadores de Petróleos Mexicanos por la desatención a los derrames ocurridos este fin de semana en la refinería Antonio Dovalí Jaime que han afectado la  laguna y el mar en esta zona.

Inconformes por la omisión e indolencia con la que se conduce Pemex, los habitantes señalaron que en Salina Cruz hay una emergencia ambiental que ninguna autoridad quiere asumir.

El domingo se reportó una fuga de combustolio en la paraestatal, cuyo químico se filtró hacia la laguna ubicada en Boca del Río, por lo que los daños son graves y severos considerando que la principal actividad económica es la pesca.

Los pobladores despertaron este lunes con una zona  de playa visiblemente afectada por el material pétreo.

Señalaron que desde que ocurrió la fuerte explosión e incendio en la refinería con un saldo de un muerto, Pemex se comprometió a asumir las consecuencias de lo ocurrido.

A la fecha indicaron no se conocen los efectos y consecuencias que generó el incendio en Salina Cruz; sin embargo, los desastres han ido en escalada pues se han presentado  nuevos derrames.

Aseguraron que Petróleos Mexicanos ha incurrido en negligencia, pues no existe el mantenimiento necesario a sus instalaciones y ductos, por ello de los constantes derrames ocurridos.

Advirtieron que mantendrán a los dos trabajadores retenidos si no existe un compromiso real de la empresa para atender todos los daños provocados y se establezcan los planes de seguridad y preventivos para evitar nuevos incidentes.