EFE
Washington DC, Estados Unidos (27 junio 2017).- El Gobierno de Estados Unidos dejará 209 kilómetros de la frontera con México sin ningún tipo de muro fronterizo por la existencia de fronteras naturales como ríos y precipicios, según informes del subdirector de la Patrulla Fronteriza, Ronald Vitiello.

Durante una rueda de prensa del Departamento de Seguridad de EU, Vitello explicó que, de momento, el Gobierno de EU determinó que no es práctico ni necesario la construcción de la barrera física en 209 kilómetros de los 3 mil 180 que separan a ambos países.

De este modo, el Gobierno informó que no planea erigir el muro en parte del Río Bravo, uno de los mayores puntos de cruce de migrantes, que sirve de frontera natural entre Texas y los estados mexicanos de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Asimismo, tampoco habrá muro en el Parque Nacional Big Bend, ubicado en el suroeste de Texas y por donde es muy difícil cruzar debido a los acantilados, según detalló Vitiello.

Por otra parte, Vitiello indicó que en las próximas semanas se seleccionarán entre cuatro u ocho prototipos del muro fronterizo que se construirán uno al lado del otro en un área de San Diego, California, con los 20 millones de dólares que el Gobierno de Trump consiguió para el proyecto.

Sobre las fechas, Vitiello dijo que la construcción de prototipos comenzará “en verano”, pero rechazó especificar en qué mes pese a la insistencia de los periodistas.

“(El verano) algunos dicen que se extiende hasta septiembre”, dijo Vitiello.

A pesar de las solicitudes, los fondos para financiar el muro de Trump no fueron incluidos en la ley de gasto aprobada por el Congreso.

La Administración del Presidente buscaba 3 mil 600 millones de dólares para la construcción de poco más de 160 kilómetros del muro, pero miembros demócratas y republicanos del Congreso rechazaron la cantidad y en su lugar aumentaron los fondos en tecnología en la frontera.

Además de los prototipos, este año, el Gobierno de Trump quiere construir 35 nuevas puertas de cruce en el área del valle de Río Grande, en Texas, y también desea sustituir 64 kilómetros de valla en las ciudades de El Paso, San Diego y El Centro.

Hace una semana, Trump propuso que el muro estuviese cubierto de paneles solares, sin embargo, Vitiello informó que no tiene conocimiento sobre esta medida.

Reforma