¡Toing! PGR solicita a periodistas espiados entregarles sus celulares

El pasado lunes 19 de junio, el periódico estadounidense The New York Times, con colaboración de Citizen Lab, la Red en Defensa de los Derechos Digitales y otras organizaciones, presentó un reportaje donde denunciaba el presunto espionaje que el Gobierno Federal de México habría llevado a cabo contra periodistas, activistas y defensores de derechos humanos. Entre los personajes intervenidos se encuentran Carmen Aristegui —y su hijo Emilio, entonces menor de edad—, Carlos Loret de Mola, Daniel Lizárraga, Juan Pardinas, Rafael Cabrera, Salvador Camarena, entre otros. La administración del presidente Enrique Peña Nieto desmintió esta investigación a través de un comunicado. Días después, el mismo EPN se refirió directamente al caso y lanzó una de las declaraciones más polémicas de su mandato.

El presidente Peña Nieto solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) que deslindara “con celeridad” las responsabilidades que se le achacan a su gobierno en el caso #GobiernoEspía, además de que pidió aplicar la ley a quienes acusan de espionaje. “Espero, al amparo de la ley, pueda aplicarse la justicia contra aquellos que han levantado estos falsos señalamientos contra el gobierno“, dijo el presidente Peña Nieto. En el mismo discurso, el mandatario aseguró que la sociedad mexicana suele sentirse espiada —“las más de las veces”— y que hasta él se ha sentido así, pero que, por lo mismo, procura “en todo caso ser cuidadoso en lo que hablo telefónicamente“. Horas después, en otro evento, EPN se retractó y casi casi dijo que lo habían malinterpretado. Que no iba a tomar represalias contra quienes acusan al gobierno de espionaje y que, al contrario, él busca generar mejores condiciones para la libertad de expresión y, básicamente, acusó a la prensa por poner palabras en su boca:

“No lleven a que diga lo que no he señalado”.

Ayer, lunes 26 de junio, en uno de esos episodios que se antojan ridículos, la PGR solicitó a los afectados por el presunto espionaje del Gobierno Federal que aportaran su teléfono móvil para realizar un análisis forense, obtener fotografías de los mensajes recibidos e identificar el malware que los afectó. Así como lo leen: una de las dependencias federales señaladas de haber adquirido el programa Pegasus, al igual que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), le pidió a los activistas y periodistas espiados sus dispositivos celulares. Ahora sí, haciendo referencia a la típica onomatopeya de Condorito: ¡PLOP!

Todas las personas que han señalado de manera formal o mediática que sus equipos móviles han sido intervenidos, estarán siendo notificados para que aporten su equipo físico a la investigación a efecto de que se pueda realizar al mismo un análisis forense que incluirá la fijación telefónica, la fotografía de los mensajes sospechosos y la ubicación de, en su caso, el virus o malware

La dependencia dirigida por Raúl Cervantes Andrade, conocido también como el #FiscalCarnal, anunció en la misma conferencia de prensa que se solicitaría la ayuda de expertos internacionales para ayudar a esclarecer el caso #GobiernoEspia. De acuerdo con lo detallado en el encuentro, la PGR solicitó ayuda al FBI, la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la Organización de las Naciones Unidas, la Asociación Mundial de Operadores Móviles, además de la Escuela Superior de Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional y a Héctor Osuna, quien fungiera como titular del Instituto Federal de Comunicaciones. También se solicitó el auxilio del Ministerio de Justicia de Canadá para que realice las respectivas entrevistas con el equipo de Citizen Lab, de la Universidad de Toronto.

Otras acciones de la superinvestigación de la PGR

1.- La PGR solicitará información a las empresas que desarrollan equipos de espionaje para saber cuáles gobiernos estatales e instancias federales han adquirido sus servicios.

2.- A las empresas de telefonía se les pedirán los registros de las llamadas de los celulares de las personas afectadas para determinar si hay similitudes en los números que enviaron los virus.

3.- La PGR considera serias las acusaciones vertidas en la prensas y aseguró que agotará todas las líneas de investigación hasta asegurar que los defensores de derechos humanos y periodistas “puedan ejercer su profesión de manera libre y con todas las garantías y leyes les otorgan”.

Las organizaciones Red en Defensa de los Derechos Digitales, Artículo 19 y Social Tic señalaron que las medidas anunciadas por la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) no especifican varias algunos puntos importantes para realizar la investigación:

1.- No se señala qué tipo de asistencia pretende solicitar y si es que “el grupo de apoyo técnico” posee el conocimiento y la independencia para aportar elementos relevantes a la investigación.

2.- Que la FEADLE sólo ha solicitado el resguardo de información sobre los procesos de contratación, pero no ha pedido su entrega. Tampoco se ha solicitado información sobre el uso del software Pegasus u otros de similar naturaleza.

3.- Las organizaciones solicitaron que el plan de investigación sea configurado en compañía de las partes afectadas, además de señalar que debido a las declaraciones del presidente Peña Nieto existe el temor de que la averiguación “esté destinada de antemano al fracaso“.

Por su parte…

El Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información anunció la apertura de una investigación por el presunto espionaje contra periodistas y activistas. El organismo reprobó la transgresión contra los derechos humanos de información, comunicación, protección de datos personales y libertad de expresión, además de asegurar que promoverán la rendición de cuentas y transparencia en el caso #GobiernoEspía.

Sería una lástima que…

 

En una de esas, ya mejor hay que regresar al siempre confiable y duradero Nokia de lamparita…

Sopitas