A un día de que se anunciara en Quintana Roo el surgimiento de un grupo de autodefensas contra la corrupción, el Gobierno encabezado por Carlos Joaquín González, advirtió cero tolerancia a provocadores.

También condenó los actos de incitación a la violencia y garantizó actuar con transparencia y ajeno a intereses particulares.

“El gobernador y las instituciones estatales señalan que habrá cero tolerancia ante quienes buscan la provocación y con ello vulneran los derechos de la gente y su derecho a la paz, al trabajo, al desarrollo, a vivir mejor”, manifestó la administración estatal a través de un comunicado de prensa.

“El Gobierno de Carlos Joaquín respeta la libertad de crítica al gobierno; la libertad expresión, de reunión, de comunicación, de asociación y de manifestación, en cumplimiento de la ley, con el objetivo de mantener la convivencia armónica en la entidad”, puntualizó.

“Rechaza las amenazas; cualquier expresión o acto de incitación a la violencia va en contra de la gente, en contra de los quintanarroenses, y busca perjudicar al estado y a sus actividades productivas”.
 

Ayer empresarios y ciudadanos conformaron un frente de autodefensas en la entidad para combatir la corrupción y la impunidad en Quintana Roo.

Carlos Mimenza, empresario inmobiliario en el Estado, confirmó a REFORMA que se trata de un proyecto surgido del hartazgo de ciudadanos que apoyaron al actual Gobernador, Carlos Joaquín González, y que ahora se sienten traicionados por una serie de nuevas corruptelas.

“La conformación de este grupo que incluye a 200 personas listas para actuar en dado caso de que haya un ataque en contra de nosotros o nuestros círculos cercanos”, advirtió Mimenza.

El gobierno estatal destacó que es garante del Estado de Derecho y del cumplimiento de la ley, y que no permitirá en el Estado más impunidad.

“La transparencia y actuar con principios y valores positivos, ajenos a intereses particulares, en todos los funcionarios de gobierno, políticos, empresarios, ciudadanos y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, contribuirán a que el Estado de Quintana Roo logre un desarrollo regional equilibrado”, abundó.

“Y acote la diferencia económica entre la pobreza y la riqueza, además de proporcionar más y mejores oportunidades para la gente”.

 

Reforma