Después de varias solicitudes, finalmente un juez federal ordenó esta tarde la aprehensión de César Duarte por descontar de nómina a empleados del Gobierno de Chihuahua y desviar al PRI un total de 14 millones de pesos para el proceso electoral de 2015.

Amílcar Asael Estrada Sánchez, juez de control del referido Centro de Justicia Penal Federal de Chihuahua, instruyó el mandato de captura en contra del ex Gobernador por el delito de peculado electoral, el cual no amerita la prisión preventiva oficiosa.

El impartidor de justicia consideró que, después de tres audiencias privadas, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) ofreció los datos mínimos suficientes para sustentar el mandato judicial en contra de Duarte.

El jueves, el juzgador había rechazado autorizar la aprehensión porque Jaime Herrera Corral, ex Secretario de Hacienda de Chihuahua, acusó al ex priista por esos desvíos, sin que estuviera presente su abogado.

La FEPADE volvió a pedir la captura, pero presentando evidencias de que Herrera sí tuvo asistencia legal durante su testimonio, lo que finalmente convenció al juez de instruir el mandato.

Conforme a datos de la investigación, mensualmente la Secretaría de Hacienda del Estado descontaba entre el 5 y 10 por ciento de su salario a los empleados de las secretarías estatales y generaba un cheque de 1.2 a 1.7 millones de pesos, el día 20 de cada mes.

El cheque salía a nombre de Hacienda y se depositaba a nombre de una cuenta del Servicio Panamericano, que les regresaba el dinero en efectivo y luego se entregaba a Pedro Mauli Romero, ex tesorero estatal del PRI.

Según la imputación, durante todo el sexenio de Duarte se desviaron un total de 79 millones de pesos al partido tricolor, sin embargo, por ahora la Fiscalía sólo imputó la suma de 14 millones de pesos que está vinculada a las elecciones intermedias.

La Fepade, según informes judiciales, intentará en el mediano plazo que el ex Mandatario también sea procesado por los otros 65 millones de pesos, bajo la fugura legal del “delito continuado”, ya que para la parte acusadora los desvíos al tricolor fueron una práctica habitual en su Gobierno.

Esta es la segunda orden de aprehensión que se libra en contra de César Duarte, ya que el 28 de marzo pasado un juez de control del fuero común instruyó el primer mandato de captura por el delito de peculado.

En ese caso, la Fiscalía de Chihuahua lo acusó der la venta ilegal a precios subvaluados de terrenos de reservas territoriales, administradas por la Comisión Estatal de Vivienda.

El martes pasado, el juez Eduardo Sáenz Torrres vinculó a proceso a Jaime Ramón Herrera Corral, ex secretario de Hacienda, y Pedro Mauli Romero, ex tesorero estatal del PRI, por el caso del desvío de 14 millones de pesos al tricolor en 2015.

También a Miguel Ángel Mezquitic Aguirre, ex jefe director de Programación y Control de Pagos y Seguimiento Financiero, y Jesús Olivas Arzate, ex director de Egresos, ambos adscritos a la Secretaría de Hacienda del Estado.

En este caso, el juez Sáenz Torres estableció un plazo de tres meses a la FEPADE para su investigación complementaria, misma que será supervisada por la autoridad judicial.

 

Reforma