Rolando Chacón
Saltillo, Coahuila (01 julio 2017).- Nuevo León falseó información delictiva al Secretariado Nacional de Seguridad Pública y ocultó 171 mil 229 delitos a lo largo de siete años, afirmó Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano.
Aunque otros estados ocultaron cifras en algún momento, dijo el especialista, Nuevo León representa un caso excepcional.

Los años señalados corresponden del 2010 al 2016, que comprenden todo el sexenio del priista Rodrigo Medina, que inició en octubre del 2009 y concluyó en octubre del 2015, y poco más del primer año completo del actual Gobernador, Jaime Rodríguez.

Fue en ese lapso, en el 2011, cuando Nuevo León registró lo que ha sido su ola de violencia más intensa, con homicidios, robos y otros a niveles récord.

Al participar en un evento en Saltillo, Rivas dijo que detectaron que el Estado cambió el pasado 20 de enero las cifras declaradas para esos siete años.

“Hizo una modificación a sus bases estadísticas, debido a que más de 171 mil delitos no habían sido reportados en la estadística oficial”, explicó.

“No estamos hablando de delitos reclasificados, estamos hablando de delitos que simple y sencillamente descansaban el sueño de los justos en un cajón.

“Esto nos lleva a una pregunta: ¿qué está pasando con la impunidad en México?, ¿qué pasa con el acceso a la justicia? Cada carpeta no registrada es una persona que no accedió a la justicia”.

Cuestionado sobre si había algún motivo por el que los Estados presentarían así, de manera súbita, estos expedientes, Rivas dejó la explicación a cada entidad.

“(Incrementaron) todos los delitos. Fue como si hubiera sido una marea”, añadió.

“Fue bastante homogéneo, particularmente delitos patrimoniales. Eran carpetas que estaban archivadas”.

Añadió que la “cifra negra” de delitos está compuesta por los ocurridos y no denunciados, pero también por los denunciados y que no son investigados.

El año que registró más “nuevos delitos”, con 34 mil 470 casos más, fue el 2015, cuando se renovó la Gubernatura en Nuevo León.

En un caso similar, en diciembre del año pasado quedó al descubierto que la Procuraduría estatal manipuló cifras para aparentar una disminución en el rezago de carpetas de investigación.

Al detectarse que alteraban documentos para dar por finalizadas las carpetas de investigación, cinco fiscales fueron investigados.

Luego se detalló que, aparte de esa indagatoria, la Procuraduría echaba mano a una figura que denominó “archivo temporal” para dar de baja 46 mil 783 carpetas de investigación y así presentar avances en el combate al rezago entre enero y septiembre del 2016.

Luego de evidenciarse esas anomalías, el Procurador Roberto Flores renunció el 21 de febrero, apenas un mes después de que el Estado modificó su información estadística al Secretariado, evidenciándose que había ocultado más de 171 mil delitos.

El director del Observatorio Nacional Ciudadano recordó que en el 2013 y el 2014 Veracruz ocultó unas 35 mil carpetas de investigación que involucraban 300 homicidios dolosos.

También mencionó discrepancias en Edomex, Guerrero y Sinaloa.

“Cuando estaba en ‘campaña (presidencial)'”, señaló, “el entonces Gobernador Enrique Peña Nieto modificó el sistema de registro de homicidios del Estado de México.

“Presentaban en el Secretariado los homicidios que habían sido ya resueltos”.

Con información de Mario Álvarez