*Listos los primeros 5 mil 800 mdp para inversión 

Las Zonas Económicas Especiales (ZEE) deben verse como una oportunidad de desarrollo, crecimiento económico, freno para la migración y no como un plan de despojo en Oaxaca, coincidieron representantes empresariales.

Carlos Luis Valle, presidente de Empresarios Ejecutivos de Oaxaca considera a las ZEE como un sueño que surgió con  el Porfiriato, “todos lo ven como competir con el Canal de Panamá, pero volvemos a los problemas de tenencia de la tierra y eso debe resolverse”.

Cuestiona la visión paternalista de las organizaciones sociales con injerencia en la región del Istmo de Tehuantepec, quienes se han opuesto a la llegada y operación de empresas extranjeras, dedicadas a la energía eólica.

“Todos tienen oportunidades, pues las grandes empresas llegan y requieren servicios u otro tipo de suministro, lo que aporta a la economía local, regional y estatal”, sostiene.

Luis Valle también habla de la falta de mano de obra calificada, misma que se requerirá una vez que se ponga en marcha la ZEE.

No somos Mitsubishi pero hay trabajo para

todos: IP

Carlos Guzmán Gardeazabal, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) afirma que a pesar de no ser los grandes consorcios transnacionales, los empresarios locales deberán  dar la pelea por tener participación.

“Hay mucha desinformación sobre el tema, las áreas de oportunidad para los pobladores y los propios pueblos quienes pueden crecer en infraestructura, por eso se requiere hablar claro”, dice el empresario.

Confía en que en breve se aterricen los proyectos y posteriormente las oportunidades de inversión en donde los oaxaqueños deben tener la iniciativa de participar de forma decidida, al ser un esquema para generar economía.

Ya nadie quiere venir a invertir, porque no existen las condiciones mínimas necesarias para los empresarios locales,mucho menos para los foráneos”, considera el presidente.