Estado20

El 41 por ciento de las ejecuciones u homicidios que se registraron en el estado de Oaxaca durante el año pasado, fueron realizadas por el crimen organizado, reportó la organización Semáforo Delictivo.

En el 2016 se registraron un total de 870 homicidios dolosos, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo Nacional de Sistema de Seguridad Pública (SENSSP). De ellos, 356 fueron llevados a cabo por la delincuencia organizada.

La identificación o clasificación de estos crímenes se basó en la forma en que se presentaron los homicidios, el móvil, el tipo de calibre del arma y si ocurrió en la vía pública, entre otros detalles, explica el informe de la asociación civil.

Tan sólo en dos días, el miércoles 25 y jueves 26 de enero, se registraron ocho ejecuciones en el estado de Oaxaca. Uno de ellos en Matías Romero, cuatro personas ejecutadas en San Juan Bautista Tuxtepec, así como en Ánimas Trujano y en Santiago Jamiltepec.

También, en las últimas dos semanas ocurrieron asesinatos en los que sobre los cuerpos de las víctimas dejaron mensajes atribuidos al Cartel Jalisco Nueva Generación y supuestos Zetas, en los que afirman que llegaron por el control de la plaza del narcotráfico en la región Valles Centrales.

Hasta ahora, ni la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ni la Fiscalía General del Estado ha informado sobre el avance en estas investigaciones y tampoco ha confirmado la veracidad de los mensajes supuestamente de estas células delictivas de los cárteles de la droga.

La organización Semáforo Delictivo afirma que los homicidios vinculados al crimen organizado se incrementaron en un 51% en el 2016, con respecto al año anterior. Oaxaca ocupa el lugar 15 de las entidades con mayor número de este tipo de ejecuciones, por arriba del estado de Jalisco.

Los primeros lugares los ocupan Guerrero con 1 mil 847; Michoacán, 1 mil 203; Veracruz, 793; Sinaloa, 782; y Chihuahua, con 718.

Oaxaca, sin embargo, está entre las 11 entidades del país con mayor número de homicidios dolosos al concentrar el cuatro por ciento de los que ocurrieron en México el año pasado; Guerrero concentra el 11%, el Estado de México el 10% y los estados Michoacán, Veracruz, Chihuahua, Baja California, Sinaloa y Jalisco, cada una el 6%; mientras que la Ciudad de México y Guanajuato, el 5 por ciento.

El estado oaxaqueño, además, se ubicó el noveno lugar de las entidades del país con mayor número de secuestros y tuvo un incremento del seis por ciento de casos respecto al año 2015, al igual que el Estado de México, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Guerrero, Zacatecas, Ciudad de México y San Luis Potosí.

Según Semáforo Delictivo, Oaxaca está en números rojos en delitos como homicidios, secuestros y violaciones, lo que que significa que ha superado la tasa nacional por delitos de alto impacto.