El Comité para la Libertad de los Presos Políticos y contra la Represión en Puebla denunciaron este domingo que al menos 366 personas fueron perseguidas, encarceladas o procesadas por ser opositores del gobiero de Rafael Moreno Valle.

De acuerdo con el reporte de La Jornada, la organización ha documentado varios casos en los que hay diversas irregularidedes penales en contra de opositores del exmandatario panista, lo que incluye a políticos adversarios.

Entre ellos está Eduardo Rivera Pérez, exalcalde capitalino del PAN, a quien se le aplicó una multa de 25 millones de pesos y se le inhabilitó por 12 años por supuestas irregularidades cometidas en la Cuenta Pública de 2013.

Dicha acción fue calificada por varios panistas -incluída Margarita Zavala, aspirante presidencial- como un intento para frenar las aspiraciones políticas de Rivera Pérez, quien buscaba la gubernatura del estado de este año.

Fue hasta el 29 de junio cuando el Poder Judicial de la Federación consiguió un recurso para garantizar sus derechos político-electorales, mientras se desahoga el proceso en su contra por las irregularidades.

Sin embargo, el caso más grave según el Comité es el del líder de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de octubre, Rubén Sarabia Sánchez “Simitrio”, quien en 2015 fue encarcelado sin cargos penales y cuyo caso no ha sido retomado por ningún juez, pese a los amparos obtenidos.

Además del líder gremial, sus familiares también han sido detenidos acusados de diversos delitos, sin pruebas, de acuerdo con el registro del Comité.

Entre ellos están sus hijos, Atl Tonatiuh Rubén Sarabia Reyna, aprehendido en diciembre de 2015 por narcomenudeo (sin pruebas) y Xihuel Sarabia Reyes, quien fue detenido en una iglesia acusado por el mismo delito.

En tanto, su pareja, Rita Amador López, tiene dos órdenes de aprehensión en su contra, mientras que su vástago, Tonatiuh Sarabia Amador, afirma que existen 26 averiguaciones previas en su contra y cuatro más contra dirigentes del UPVA.

Todo lo anterior sin contar el asesinato de su hija, Meztli Omixóchitl Sarabia Reyna, quien fue ejecutada por cuatro encapuchados, el pasado 29 de junio, en el mercado de Hidalgo.

Por ello, Carolina González Barranco y Miguel Ángel Rosas Burges, integrantes del Comité, informaron este domingo que se reunirán con el actual gobernador, José Antonio Gali Fayad, para presentarle todos los casos, especialmente el de la UPVA, quien -aseguraron- enfrenta una campaña de desprestigio y persecución por negarse a ser aliado de Moreno Valle.

 

Revista Etcétera