*Lamentan actuar de autoridades municipales al no tomar en cuenta a la comunidad para la toma de decisiones

Alberto Ortiz

Pueblos originarios y organizaciones sociales advirtieron que se avizora una oleada de devastación para el Istmo de Tehuantepec  con la operación de más parques eólicos y la creación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

Por lo cual, la asamblea general de San Dionisio del Mar refrendó su rechazo a la operación de empresas extranjeras que pueden llegar a causar daños catastróficos a todo el medio ambiente de la región.

“El trabajo que tenemos  como pescadores y cuya  actividad que nos da la vida y el sustento diario, se pone en riesgo   si permitimos que estas empresas  se instalen   con sus proyectos de energía”, advirtieron.

Nos pronunciamos en contra de la instalación de un proyecto extractivo y disfrazado de recursos del FONDEN en nuestro territorio, sin darnos información, sin preguntarnos si  lo necesitamos y dividiendo nuevamente a nuestro pueblo, lanzaron.

Acusaron a la presidenta municipal Teresita Luis Ojeda de no tomarlos en cuenta para la toma de decisiones.

“Ratificamos nuestro compromiso y decisión en la defensa de la tierra y el territorio, por lo que tenemos la postura de no permitir la entrada de ningún proyecto ambicioso, orquestado desde las grandes esferas del poder y que viene a dividir a nuestro pueblo”, lanzaron.

Dijeron que solicitaron  información veraz y oportuna a las autoridades de gobierno, respecto a la entrada de maquinaria pesada a la población y en respuesta recibieron   acoso, hostigamiento, criminalización y una campaña de difamación de su lucha.

“Fincamos responsabilidades directas a la alcaldesa municipal Teresita de Jesús Luis Ojeda, al gobierno estatal y federal ante cualquier riesgo, agresión física, judicial o de otra índole  que puedan sufrir nuestros compañeros de lucha”, comentaron.

Demandaron el retiro de la maquinaria que  introdujeron en nuestra población en los primeros días del mes julio, además de que se sustente  jurídicamente la presencia de quienes escoltaron dichas maquinarias para poder entrar a la comunidad, sin haber informado, consultado, ni presentado ninguna manifestación de impacto ambiental y social de este proyecto que nos amenaza.

Y a la alcaldesa municipal, le exigen que presente pruebas de las acusaciones en contra de  los defensores de derechos humanos integrantes de la Asamblea, al calificarnos de chantajistas, extorsionadores y de cambiar las costumbres del pueblo.

Condenaron rotundamente el reconocimiento que Teresita Luis Ojeda, al considerar como representantes y verdaderos pescadores de San Dionisio del Mar, únicamente a una cooperativa de medio centenar de asociados, cuando somos miles de pescadores libres.