Oaxaca, Oax.- Transportistas afiliados a la Confederación de Trabajadores de México sitiaron las instalaciones de una planta de Cementos de México (Cemex), ubicada en jurisdicción de San Pablo, Etla, a un costado de la carretera Internacional, para obligarlos a contratarlos de manera exclusiva para acarreos.

Desde el jueves, los afiliados a esa organización iniciaron un bloqueo a los accesos, intimidaron al personal, intentaron prender fuego a las oficinas, golpearon a trabajadores y retuvieron al notario Carlos Salomón Velásquez Chagoya.

En su cuenta de redes sociales, la propia CTM reconoció que realiza una movilización en dichas instalaciones “para exigir pagos atrasados”; sin embargo, los directivos del corporativo nacional desmintieron que existan adeudos.

Cemex informó que desde hace más de dos años ha soportado los chantajes de la CTM en distintas regiones del Istmo, incluyendo la planta de Lagunas, en la región del Istmo de Tehuantepec.

Bajo la reserva de sus nombres, informaron que desde ese tiempo han solicitado a las autoridades que han pedido incluso a nivel nacional la intervención del Gobierno del Estado a fin de frenar los acosos y chantajes.

Señalaron que dichos hechos han provocado que una vez más Cemex se plantee cerrar sus plantas en Oaxaca y trasladarse a otros estados, acción que considera hacer desde el año pasado, esto, ante dificultades y trabas para su operación, provocadas por diversas agrupaciones de materialistas, agrupadas en la CTM, Sindicato Libertad, CNOP, entre otras tantas que existen en la entidad.