Verano, época en la que se incrementa el deseo sexual

·       En el verano la libido se encuentra elevada por diferentes circunstancias hormonales.

·       La testosterona, hormona asociada al deseo sexual, aumenta porque el sol del verano incrementa la producción de Vitamina D en el cuerpo, la cual puede elevar los niveles de dicha          hormona.[1]

·       Al haber más convivencia sexual durante la época de verano, los hombres planean los encuentros sexuales y se dan cuenta que padecen enfermedades como la disfunción eréctil.

 

Ciudad de México, 8 de agosto de 2017.- Cuando llega el verano, la pasión y el deseo sexual aumentan y, con ello, el número de relaciones sexuales, por lo que ésta es una buena oportunidad para aprovechar el calor que trae la temporada y trasladarlo a la intimidad con la pareja.

 

El Dr. David Barrios Martínez psicoterapeuta y sexólogo del Grupo Médico Icacos, indica que los días largos con luz y calor solar característicos del verano elevan la vitamina D[2] en el cuerpo, que a su vez propicia una mayor producción de ciertas hormonas por ejemplo la testosterona que impulsa el deseo sexual y la energía en los hombres, las endorfinas[3] estimuladoras de la felicidad y el estado de ánimo, y la oxitocina[4] que brinda excitación, seguridad y confianza.

 

El experto explica que la vitamina D se sintetiza en la piel gracias a los rayos ultravioleta, lo que genera una mayor producción de la hormona testosterona. En los hombres, esta hormona sexual mejora la impresión que ellos tienen sobre su cuerpo y su virilidad, propiciando un incremento de la libido o del deseo sexual.

 

Adicionalmente, durante el verano existen otros estímulos (visuales, olfativos, auditivos, táctiles) que potencian las posibilidades para tener sexo, sobre todo, si la pareja disfruta de vacaciones en la playa, o bien de momentos de relajación que conducen a menores niveles de ansiedad y estrés.

 

Debido a que durante el verano los hombres planean con mayor frecuencia sus encuentros sexuales, es entonces cuando padecimientos como la disfunción eréctil (DE) adquieren notoriedad  en hombres que no sabían o no reconocían esta condición de salud, la cual puede ocurrir a cualquier edad y se manifiesta por la incapacidad para tener o mantener una erección lo suficientemente firme para lograr relaciones sexuales satisfactorias.

 

De acuerdo con el Dr. Barrios Martínez, para millones de varones padecer disfunción eréctil afecta su autoestima y estado de ánimo. “En países como México, es muy común que quienes sufren disfunción eréctil suelen ocultarla o atribuirla a causas puntuales como el estrés, la rutina o cansancio antes de aceptar que tienen un problema, ya que consideran que su ‘hombría’ está en juego o puede verse afectada”.

 

Es por ello que, debido a la preocupación de padecer Disfunción Eréctil, es común que en esta temporada estival se eleve el número de consultas médicas.[5]

 

El Dr. Barrios refiere que, de acuerdo a una encuesta global[6], más del 80% de los hombres con Disfunción Eréctil  que están en tratamiento para dicha enfermedad casi siempre programan un tiempo determinado para tener sexo, por lo que el calor del verano es el ambiente perfecto para disfrutar relaciones planeadas, placenteras y seguras.

 

“La rigidez y duración de la erección promueven confianza y  desempeño erótico sin tensiones, pero también es importante considerar a la firmeza emocional, es decir, la tranquilidad afectiva del hombre que propicia sexo libre, lúdico y participativo”, agregó el experto.

 

Finalmente, el Dr. Barrios Martínez comparte las siguientes propuestas para incrementar el placer al tener relaciones sexuales en esta época:

 

1) Planear los encuentros sexuales, procurando lugares idóneos, bebidas refrescantes y sobre todo, palabras y caricias que precedan al encuentro de los cuerpos.
2) Preparar  elementos para el encuentro sexual: ambiente propicio, ropa sugerente, condones y en los casos procedentes, consultar a su médico si sospecha que puede padecer disfunción eréctil.
3) La planeación no excluye la imaginación y la creatividad en el intercambio erótico. Al contrario, las favorece.
4) Incluir duchas compartidas bajo la regadera, caricias en la piscina, tina o en el jacuzzi.
5) Desarrollar en la práctica, todas las fantasías eróticas realizables.

El erotismo no tiene edad, por lo que planear las relaciones sexuales este verano encenderá la pasión necesaria para divertirse e intensificar el placer con la pareja durante cada encuentro sexual.

Síganos en Twitter: @PfizerMx

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*