“Proteja su Dinero”: recomendaciones para reducir costos en regreso a clases

Reutilice material escolar, acuda a ferias de útiles y programe sus gastos, algunas sugerencias de la Condusef.

Se acerca el inicio de un nuevo ciclo escolar y con él las compras de útiles y uniformes, así como el pago de colegiaturas, entre otros gastos, por lo que es una de las épocas que más compromete el presupuesto familiar.

Ante ello, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitió una serie de recomendaciones para que las madres y padres de familia no arriesguen su patrimonio en este periodo.

En la revista mensual Proteja su Dinero, apuntó que lo más importante es planear con anticipación los gastos del regreso a clases, para evitar caer en las compras de pánico, así como tener a la mano la lista de útiles y uniformes para adquirir solo lo necesario.

Agregó que lo más recomendable es verificar si existe algo que se pueda reutilizar; como tijeras, mochilas, loncheras, calculadoras, entre otros útiles escolares, y recalcó que no todo debe ser nuevo al regresar al aula.

Una de las cosas más indispensables, mencionó, es comparar precios, marcas y calidad de los productos con diferentes proveedores, así como realizar las compras con anticipación, ya que los costos suelen elevarse en las fechas próximas al inicio de ciclo.

En algunas localidades del país y delegaciones de la Ciudad de México se llevan a cabo ferias de útiles escolares, organizadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), donde se ofertan materiales y uniformes a bajo costo, recordó.

“También debes considerar que durante el ciclo escolar se pueden presentar algunos gastos extras como regularizaciones, actividades deportivas o artísticas, excursiones, paseos, entre otras. Por lo que es bueno que cuentes con un ahorro de emergencia, para solventar estos gastos y no desequilibrar tus finanzas”, dijo.

Señaló que si no se puede adquirir toda la lista de útiles completa se puede comprar lo indispensable para las primeras semanas de clases, y lo demás obtenerlo algunos días después, cuando los precios suelen disminuir.

En caso de optar por el uso de una tarjeta de crédito para solventar los gastos, el usuario debe considerar que no se trata de una extensión del salario, por lo que no se debe exceder en su uso, es decir, no se necesita comprar una tableta o celular para el curso que inicia. (Notimex)

Aristegui Noticias