Buena alimentación en escolares, fundamental para su crecimiento y desarrollo

Una buena alimentación proporciona todos los nutrientes que el cuerpo requiere para realizar todas las actividades del día. Por lo que en edad escolar es fundamental que los menores consuman sus tres alimentos, no sólo para que tengan un buen crecimiento y desarrollo, sino además para que tengan buena concentración, energía y mejor desempeño académico.

Al respecto la Coordinadora de Nutrición y Dietología del IMSS, Roció Guadalupe Espinosa Castro, indica que el desayuno aportar al organismo vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, nutrientes importantes para la salud, además de que nos ayuda a tener una correcta distribución de las calorías a lo largo del día manteniendo nuestro rendimiento físico e intelectual.
En los niños pequeños y adolecentes el no desayunar puede provocar nerviosismo, cansancio, dificultades en la memoria, desatención, disminución del rendimiento y estrés, ya que el cuerpo interpreta el no desayunar, como un periodo de escasez, así que tiene que ahorrar calorías para el resto del día, haciendo que el metabolismo se vuelva lento.
Una buena alimentación no solo previene problemas físicos y mentales, si no también ayuda a desarrollar las funciones cerebrales. De la misma manera  reduce el riesgo de adquirir enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial y cardiopatías, puesto que los nutrimentos que se encuentran en una alimentación balanceada son aprovechados por el organismo para su correcto funcionamiento.
Por lo que Espinosa Castro, recomienda a los padres de familia proporcionarles a sus hijos, los alimentos necesarios, comenzando por un desayuno ligero, rico en fibra, ruta y leche baja en grasa.
Cabe destacar que, omitir algún alimento, provoca que el organismo produzca más insulina (hormona encargada de regular el nivel de glucosa en sangre), y entre más cantidad de insulina producida, más necesidad tiene el organismo de alimentos.