Crisis de la Sección 22

Los fracasos constantes en la realización de las diferentes movilizaciones programadas en los últimos meses por la Sección 22 del SNTE evidencian lo que ya parece una ruta sin retorno para la otrora todopoderosa organización sindical del magisterio oaxaqueño. Elogiada por unos y satanizada por muchos, la Sección 22 vive hoy una de sus peores crisis de legitimidad y organización potenciada por la ausencia de rumbo y liderazgo. Desafortunadamente para los trabajadores de la educación esto ocurre en un momento en el que su estabilidad laboral se encuentra seriamente amenazada por la reforma educativa implementada a partir de 2015.

El desastre que vive la organización sindical es inédito y ha desfondado lo que sus militantes aún denominan con orgullo “Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca”. La falta de un proyecto de largo plazo, consistente en lo laboral y en lo educativo, para hacer frente a la política oficial que hoy los arrasa, así como la carencia de cuadros sólidamente formados en las lides del sindicalismo, están convertidos en sus más pesados lastres que, de la mano de factores como la implementación de la reforma educativa en el estado, la “pérdida” de los espacios en la estructura del IEEPO y la connivencia de sus dirigentes con los gobiernos federal y estatal, los tiene al borde del abismo.

Si embargo, mientras la Sección 22 pierde fuerza y se desploma como referente de la protesta social en Oaxaca, una pequeña casta” en su interior –integrada por los líderes (pre) históricos y la dirigencia formal en turno– está siendo generosamente recompensada por inducir la inanición de sus bases. A eso se debe en buena medida que hoy, como nunca antes había ocurrido, radicales y mesurados brillan por su ausencia y la reforma educativa, que abre las puertas al despido masivo de maestros, avanza en Oaxaca sin encontrar ninguna barrera.

Así las cosas, todo indica que la visita que el presidente Peña Nieto realizará a la capital del estado el jueves 7, se llevará a cabo sin sobresaltos, como se han realizado la gran mayoría de los eventos oficiales en la entidad últimamente. Si acaso, habrá algunas manifestaciones de inconformidad “a modo” de parte del magisterio porque, como ya es común con su actual dirigencia, sólo cumplirán haciendo acto de presencia para cubrir “las formas”, tanto con sus bases como con el gobierno –independientemente de que la crisis que viven al interior de su organización sindical no les alcance para más.

Si otra cosa no sucede, la visita del presidente de la República  podría representar también el empujón definitivo para la desbandada de agremiados de la Sección 22 en la búsqueda de la anhelada estabilidad laboral. En este sentido, las señales son abundantes: la lucha de los “regularizados” por recuperar sus pagos, la pelea de los trabajadores de educación inicial para que se cubran las plantillas de personal en los CENDI. También son de llamar la atención las acciones emprendidas por trabajadores de Putla y de Huaxpaltepec para evitar el establecimiento irregular de escuelas de la Sección 59 y, de manera taimada, la inconformidad de los trabajadores homologados que se quejan entre ellos de afectaciones a sus derechos pero que no se deciden a hacer público su descontento.

Por lo pronto, también habrá que esperar el impacto que tendrá en el ánimo de los maestros y en el futuro de la Sección 22 la instalación del Consejo Estatal de Participación Social en Educación. Como están las cosas, la Sección 22 ha sido acorralada y carece de capacidad para encontrar una salida a la altura de los desafíos que las circunstancias actuales plantean.

2 Comentarios

  1. Tienes razón Felipe, en mi escuela hay una señora que heredó la plaza de su padre, un flojo y ladrón . Ella no tiene el perfil. Da coraje porque yo si estudiamos la normal, sigo preparándome y no le tengo miedo a la evaluación. Sobre todo tengo lo más valioso «vocación y amor por mis alumnos» lamentablemente en Oaxaca no hay ley. Auditoría escuela por escuela para detectar a usurpadores como está señora y ubicación de personal donde hay exceso de este

  2. Claro que ya no hay participación desde que esto movimiento perdió línea. Ahora sólo sirve a los intereses de sus líderes que han beneficiado con herencia de plazas a ninis que no tienen el perfil o a los zanganos de sus escolarizados. A mi como a muchos nos hartó asqueo seguir perteneciendo a la 22.Mil veces ser evaluado a ser partícipe de las porquerías de este sindicato.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*