LA JORNADA
Jorge A. Pérez Alfonso

El concierto Oaxaca Corazón, organizado para recaudar fondos para los más de 800 mil damnificados en la entidad, logró un lleno casi total en el auditorio Guelaguetza, en la capital del estado. Fue convocado por Lila Downs y Susana Harp.

Oaxaca, Oax. Un éxito resultó el concierto “Oaxaca corazón” que se realizó la noche de este domingo en el auditorio Guelaguetza y que fue convocado por las cantantes oaxaqueñas, Lila Downs y Susana Harp.

 

Once artistas locales y nacionales donaron su trabajo a favor de los más de 800 mil damnificados por el sismo ocurrido el pasado 7 de septiembre que afectó al istmo de Tehuantepec, a la región de la Costa, Mixteca y a la Sierra Mixe de Oaxaca.

El concierto inició con la participación la actriz, Diana Bracho quien se encargó de conducir el magno evento y quien presentó en primera instancia a la poeta Natalia Toledo y posteriormente a Mardonio Carballo, quienes dedicaron sentidas palabras para sus paisanos istmeños.

Carballo habló acerca de los daños ocasionados por el sismo el cual tuvo una magnitud de 8.2 en la escala de richter y de como acabó con los sueños de miles de personas, no solo en el istmo, sino en diversas partes de la entidad, y como ha venido a cambiar la vida de todos, pues los daños fueron catastróficos.

Posteriormente entraron a escena, las cantantes Tania Libertad, Eugenia León, Aída Cuevas y la italiana Filippa Giordano quienes acompañaron a las oaxaqueñas Alejandra Robles, Georgina Meneses, Ana Díaz, el Grupo Raíces, Natalia Cruz y Toño Cisneros, quienes fueron encabezados por las promotoras de este evento, Susana Harp y Lila Downs, en conjunto entonaron una de las canciones más conocidas por los oaxaqueños “Pinotepa”.

Tras lo cual, el escenario fue para Eugenia León quien deleitó a los presentes con La Paloma, cada una de las artistas participantes ofreció dos canciones para los más de 10 mil asistentes quienes corearon las canciones presentadas en este recital, las palabras de aliento no faltaron, la italiana Filippa Giordano ofreció el Ave María e invitó al público a levantar una plegaria a la virgen María de Guadalupe a quien se le considera patrona de los mexicanos, esto para pedir por los damnificados por el sismo del 7 de septiembre.

Las cantantes locales y nacionales se intercalaron para ofrecer lo mejor de sí al público que tuvo un cupo de más del 90 por ciento, muchos además de pagar sus boletos llevaron ayuda en especie en el centro de acopio colocado en la explanada del auditorio Guelaguetza, tras la italiana con corazón de mexicana, se presentó la poeta Natalia Toledo fundadora del taller El Camino de la Iguana cuyo fin es la preservación del zapoteco, ella dio lectura a dos poemas, primero en zapoteco y luego en español, estos fueron dedicados dijo al istmo de Tehuantepec, pero especialmente a Juchitán de Zaragoza, su tierra natal.

El grupo Raíces, integrado por oaxaqueños elevaron el ánimo del público con su son jarocho, el zapateado y sus ritmos que invitaron a bailar a todos, incluso el filántropo, Alfredo Harp Helú y su esposa la presidenta de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, María Isabel Grañén Porrúa se levantaron de sus asientos para bailar, Tania Libertad asombró a los espectadores al iniciar su participación cantando en zapoteco, con lo que se ganó un atronador aplauso, una a una fueron saliendo a escena para dar todo de sí y el público se les entregó, más allá del talento mostrado por el corazón ofrecido para los afectados.

Susana Harp y Lila Downs cerraron el recital por separado, ambas agradecieron la respuesta del público a una convocatoria realizada con mucha premura, ya que el concierto se anunció apenas el pasado miércoles, de igual forma agradecieron el apoyo de las cantantes que se sumaron a esta noble causa, Downs señaló que lo recaudado será utilizad para poder comprar artículos de primera necesidad ya sea comida, colchonetas, catres, entre otros para apoyar a los damnificados.