Ciudad de México.  El ciclo escolar en Oaxaca y Chiapas, entidades en las cuales derivado del sismo del 7 de septiembre resultaron con daños 2 mil 678 escuelas, “no se perderá”, aseguró Aurelio Nuño Mayer, titular de la Secretaria de Educación Pública (SEP).

En conferencia de prensa, el funcionario detalló que las clases no impartidas se recuperarán de diversas formas, por ejemplo tener clases algunos fines de semana, clase a contraturno o bien tomando algunos días de vacaciones.

Precisó que reconstruir las escuelas afectadas, ya sea de forma total o parcial, según se requiera, tardará aproximadamente ocho meses, mientras que instalar aulas provisionales en algunas zonas tomará de dos a tres semanas.

Detalló que en primera instancia se buscará ubicar a los alumnos cuyos planteles estén seriamente dañados en planteles cercanos a su escuela original, en donde haya disponibilidad de espacio.

Según un corte, dos mil 678 escuelas fueron afectadas por el sismo en Oaxaca y Chiapas, y su reconstrucción será cubierta con recursos de las aseguradoras y con fondos propios de la SEP. Para la instalación de las aulas provisionales el dinero vendrá del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

Indicó que 3 mil 300 jóvenes de Conafe, del INEA, voluntarios del Tecnológico Nacional de México y del IPN levantaron el censo de las escuelas dañadas en esas entidades.

Desglosó que del total de planteles afectados, mil 72 están en Oaxaca y mil 606 en Chiapas.  De éstos, 262 tiene daños graves y requieren reconstrucción total o parcial. En esta categoría, 86 están en Chiapas y 176 en Oaxaca.

Comentó que todas las escuelas cuentan con seguro de daños, por lo que se estima que mil 800 millones de pesos, de los aproximadamente dos mil que constará la reconstrucción será aportados por las aseguradoras. Por ello se están recorriendo las escuelas con los ajustadores para determinar el monto del daño y empezar a reconstruir.

Detalló que el Centro Escolar de Juchitán será reconstruido en su totalidad. El dinero lo aportará la aseguradora y la mano de obra la realizarán elementos del Ejército Mexicano.

Esta semana se terminará el recorrido con los ajustadores para empezar la próxima semana las tareas de reconstrucción, lo que tomará unos ocho meses.

Se considera que parte de los alumnos serán ubicados en planteles alternos en buen estado o en aulas temporales, cuya construcción tardará en un estimado de tres semanas.

Apuntó que con daños medios hay mil 445 escuelas, de las cuales 815 están en Chiapas y 630 en Oaxaca. Con daños menores hay 927 planteles: de ellos 661 en Chiapas y 266 en Oaxaca.

El secretario añadió que para las adecuaciones menores se cuenta con 70 millones de pesos de la SEP.

El funcionario también informó que los maestros de Oaxaca y Chiapas cuyas casas resultaron afectadas por el sismo tendrán acceso a un crédito por 30 mil pesos como apoyo para la reconstrucción de sus hogares, que serán “rápidos” y “sin mayor trámite”.

Refirió que a través del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se otorgará este apoyo a los docentes, quienes sólo deberán presentar el talón que se les proporcionó durante el levantamiento del censo de viviendas en esas entidades.

La Jornada / Carolina Gómez Mena