EL UNIVERSAL

 

Expertos niegan nexo entre movimientos

Astrid Rivera
2-3 minutos
justiciaysociedad@eluniversal.com.mx

El sismo de 7.1 grados con epicentro en Axochoapan, Morelos, registrado ayer en la zona centro del país, no tiene relación con el ocurrido el pasado 7 de septiembre, informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN) de la UNAM.

Xyoli Pérez Campos, directora del SSN, explicó que el sismo que sacudió la tarde de ayer en la Ciudad de México y varias zonas de Morelos y Puebla tuvo una intensidad de 7.1 grados, con epicentro en Axochoapan, municipio de Morelos.

El epicentro está aproximadamente a 120 kilómetros de la Ciudad de México, frontera con los estados de Puebla y Morelos, con una profundidad de 57 kilómetros. El movimiento fue independiente al sucedido el 7 de septiembre. “En principio no tienen relación los sismos del 7 de septiembre y el de ayer, están ocurriendo dentro de la misma placa de Cocos, por debajo de los estados de Puebla y Oaxaca, pero son sismos independientes”, enfatizó.

Ante las versiones que circulaban en redes sociales de dos sismos que ocurrieron al mismo tiempo, la especialista aclaró que sólo ocurrió un sismo a las 13:14 horas.

Leonardo Ramírez Guzmán, investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, detalló que la distancia de la CDMX con el epicentro del sismo, de 120 kilómetros, ocasionó que los efectos se sintieran de manera más intensa; estimó que 6.5 millones de personas en la capital del país y la zona conurbada estuvieron expuestas a este movimiento telúrico.

En total, en toda la zona centro del país 12.4 millones de personas sintieron los efectos del sismo.

“Hemos observado que los daños son similares a los que se registraron en el sismo de 1985, es probable que las aplicaciones al reglamento de edificaciones no se hayan cumplido totalmente o que las reparaciones que se hicieron a los edificios tras el sismo del 85 no se hayan hecho correctamente y por eso se presentaron las afectaciones”, apuntó.

Raúl Valenzuela Wong, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, coincidió en que no existe correlación entre el sismo de ayer y el del 7 de septiembre. Comentó que no hubo movimiento de otra placa en el continente, ante versiones de que tembló desde Chile hasta Alaska. “No, sería una locura”, dijo.

El mismo día de la peor tragedia de la ciudad

5-6 minutos
El destino nos tenía preparado otro 19 de septiembre. Pero, a diferencia del de 1985, que vino sin que nadie lo esperara, este otro 19 de septiembre cayó sobre nosotros de la peor manera: dos horas después del simulacro que probaba que estamos preparados para lo peor, y el mismo día en que conmemoramos 32 años de la fecha siniestra: la peor tragedia en la historia moderna de la ciudad.

Nunca creí volver a ver a todo esto. Helicópteros, sirenas, vidrios rotos, pedazos de balcón o de fachada tirados en la banqueta, gente llorando en los camellones, olor a gas, ataques de histeria, piedras y varillas retorcidas en donde antes hubo un edificio: un edificio en que la gente vivió y tuvo hijos.

Habían pasado apenas 20 minutos de este otro 19 septiembre y en varias calles quedaba claro que había ocurrido algo anormal. La ciudad tenía un poco de hormiguero desquiciado. Esa clase de locura que acompaña sólo a las grandes tragedias.

En Ámsterdam y Laredo había un edificio colapsado. Pasé por ahí en el momento en que rescataban de las ruinas a un pequeño perro negro que salió de los escombros con la cola entre las patas y empezó a ladrar del susto o de la felicidad.

Alguien dijo que se escuchaban gritos, que había gente viva entre los escombros. Ya había policías y personal de Protección Civil cerrando la calle. Se acercaba una excavadora. Varios civiles trepaban por los escombros y escarbaban con las manos.

Un colchón asomaba brutalmente a mitad de las ruinas. Había varios trajes de hombre envueltos aún en el plástico de la tintorería, una carpeta repleta de papeles, una hoja de papel en la que la mano torpe de un niño había dibujado varias figuras humanas y un cuaderno en el que se había empleado sólo una hoja para jugar ¡Basta!: “Nombre, ciudad, flor o fruto…”.

Vi cosas horribles, pero ninguna me sacudió tanto como un pequeño oso de peluche que miraba al cielo con los brazos abiertos. “Ahí está sepultado un bebé”, dijo alguien.

Varios hombres comenzaron a lanzar escombros desde arriba. No hubo necesidad de que nadie dijera nada. En unos minutos los que estábamos abajo, cientos ya, formamos una cadena humana que trasladó los despojos hasta la esquina opuesta y sobre el camellón de Ámsterdam.

Nadie sabía qué hacer, pero todos querían hacer algo. Con el polvo que caía sobre la ropa se me vinieron encima las imágenes de antes: el Regis, el Centro Médico, el edificio Nuevo León, no sé… la cafetería Superleche.

Ahí estaban otras vez los mismos, pero con otras caras.

Vi a los hípsters de la Condesa quitarse las camisetas para ponerse a cargar escombros. Meseros y meseras de las fondas cercanas corrieron a ayudar. Vecinos con tapabocas y sin ellas conseguían botes, cubetas, carritos de supermercado: todo lo que sirviera para acarrear. Los que hace 32 años sobrevivimos al otro sismo también nos pusimos en fila.

Rescataron los cuerpos de dos personas que iban por la calle cuando el edificio colapsó. No logré verlas. Dijeron que estaban muertas.

Había una patrulla de la SSP semiaplastada en la esquina. También había cables enmarañados y árboles caídos.

No sé quién dijo que ahí había 10 personas sepultadas, y entonces una muchacha se hincó sobre las piedras y comenzó a excavar con las manos como un animal. Tres horas más tarde había tres cadenas organizadas —la SSP y Protección Civil habían tomado el mando— y la cadena humana se internaba en el Parque México: cientos de pedruscos, de trozos de muro, de pedazos de escalón y azulejos de cocina y de baño pasaron por nuestras manos.

Oí que hacía falta ayuda en Puebla y Salamanca. Como aquí ya éramos cientos, acaso miles, me moví hacia allá.

Trozos de conversaciones, gente que se llevaba las manos a la boca o se tocaba las sienes. Sirenas, helicópteros, pedazos de fachada o de balcón. Vidrios tirados en la banqueta. El 19 de septiembre otra vez: piedras y varillas en donde antes hubo un edificio.

No tenía señal, no había visto los mensajes que informaban el derrumbe de bardas y edificios en Laguna de Términos, Avenida Coyoacán, la calle Escocia, Álvaro Obregón, Eugenia, Petén, Gabriel Mancera, Yácatas, Calzada de las Brujas, Ermita Iztapalapa, Viaducto, Medellín, Calzada de Tlalpan, Lerdo, Mina, Chimalpopoca, Ámsterdam, Oaxaca… Pero supe que algo muy malo había ocurrido cuando hallé a los pacientes del Hospital Durango en el camellón, recostados en sus camas, con sueros y tanques de oxígeno.

No voy a olvidarlo. No lo podré olvidar jamás.

La gente pedía medicinas, sal, cobertores, linternas, picos, marros y palas.

Caminé por Puebla, Valladolid, Ámsterdam, Cacahuamilpa.

El Ejército y la Marina habían acordonado los lugares críticos, pero la gente seguía llevando ayuda, y continuaba cerca de los escombros, esperando.

Aplaudieron a un grupo de estudiantes de la Facultad de Medicina que llegó a Álvaro Obregón “para lo que se ofreciera”. Acomodaron botellas y garrafones de agua, y latas de atún, y bolsas de pan, y cobertores y cajas con medicinas.

Iba ya a oscurecer y los vi ahí, como aquel día.

Hombres y mujeres levantaban la ciudad otra vez. Todas las veces que haga falta.

Agradece DIF solidaridad con damnificados de Oaxaca

Marittza Navarro
2-3 minutos
Se enviaron al estado sureño 92 toneladas de ayuda humanitaria; el gobierno de Francisco Domínguez Servién donó 500 bolsas de dormir

De las 57 toneladas, 25 están resguardas en el almacén del DIF, 30 en la Cruz Roja y dos más en las instalaciones del Cuerpo de Bomberos del estado (DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)

Un total de 92 toneladas de ayuda humanitaria fueron enviadas desde Querétaro al estado de Oaxaca, en apoyo de los damnificados por el sismo del 7 de septiembre. La presidenta del Sistema Estatal DIF, Karina Castro de Domínguez, agradeció públicamente a los queretanos que aportaron con víveres y enseres para apoyar a los oaxaqueños.

Informó que 30 toneladas fueron entregadas al DIF Nacional y 62 se entregaron directamente al DIF del estado de Oaxaca; la última entrega se hizo el fin de semana cuando viajaron a esa entidad.

También se entregaron mil casas de campaña y 500 bolsas de dormir que aportó con inversión de 2 millones de pesos, el gobierno que encabeza Francisco Domínguez Servién.

Agregó que tienen 57 toneladas más en almacén para ser entregadas en siguientes días. Karina Castro lanzó un nuevo llamado para la colecta de material para la construcción para apoyar al erguimiento de viviendas, pues miles fueron destruidas por el sismo y sus réplicas.

“Estamos aquí para agradecer la generosidad de cada uno de los queretanos, estuvimos en Oaxaca entregando 60 toneladas de ayuda humanitaria; la situación en Oaxaca es muy grave, de 520 municipios, 220 están dañados y más de 100 tienen problemas de infraestructura”, lamentó.

De las 57 toneladas, 25 están resguardas en el almacén del DIF estatal, 30 en la Cruz Roja y dos más en las instalaciones del Cuerpo de Bomberos del estado.

La presidenta agregó que también fueron enviados 20 mil litros de leche al estado de Baja California Sur por el impacto que sufrieron de la tormenta tropical Lidia, el apoyo se envió el 12 de septiembre.

“Compartir el orgullo tan grande que siento por mi estado, por mi gente y por el gran corazón que hemos demostrado, colectamos 92 toneladas de víveres”.

Hacen llamado para apoyar a Oaxaca

Erika Monroy
3minutos
El 30 de octubre se hará un concierto a beneficio de las familias afectadas

Director y elenco de Mi marido tiene familia en conferencia (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)

erika.monroy@eluniversal.com.mx

Laura Carmine sale del edificio para gritar “¡está temblando!” La producción de Mi marido tiene familia está en medio de la calle cuando el sismo comienza.

Los miembros del programa, actores, curiosos y prensa ven cómo los edificios y los cables de luz bailan a su alrededor. Algunos gritos y llanto comienzan a escucharse alrededor.

Parece un momento eterno en el que el suelo se mueve cual marea y todos tratan de resguardarse ante el peligro. Yahir y Rafael Inclán son de los primeros en moverse alrededor de las personas.

Juan Osorio había convocado a su elenco para informar que hará un concierto en beneficio de los afectados en Oaxaca por el sismo del pasado 7 de septiembre.

Con la calma, el productor se sintió tranquilo de que ni su personal ni los edificios vecinos estuvieran afectados después del movimiento telúrico.

“Creo que tendremos que hacer un llamado nacional y no nada más para Oaxaca”, explicó el productor. Será así que el próximo 30 de octubre se hará un concierto a beneficio de las familias afectadas por los sismos.

Lo que le dará la entrada al público en Televisa San Ángel será llevar víveres y podrán entrar no sólo a escuchar a Yahir cantar, también podrán tomarse fotografías con el elenco.

“Yo amo a mi país y estoy dispuesto a ayudarlos en muchas formas y esto es algo de ello”, comentó Osorio. Diana Bracho, Daniel Arenas, José Pablo Minor y Emilio Osorio hicieron un llamado a que todas las personas se unan y apoyen a las víctimas del temblor.

“Hay mucha ayuda de víveres, pero lo que sí es cierto es que no hay muchas personas que ayuden a subir las cosas a los camiones, no sólo es llevar las cosas, también hay que subirlas”, dijo Yahir.

Rafael Inclán y Héctor Bonilla bromearon entre ellos sobre la continuidad de la grabación. “Teníamos un escena en el tejado, así que tendemos que cambiarla o ¿cómo ve usted señor director?”, comentó Inclán.

Tanto Osorio como su elenco batallaron en poder contactarse con sus seres queridos tras el sismo, sin embargo, la producción continuó con lo programado para el día de grabación.

Ajustan a 248 cifra de muertos tras sismo; 117 en CDMX

Redacción
2-3 minutos
El desglose es el siguiente: 72 en Morelos, 117 en CDMX, 43 en Puebla, 12 en Edomex, 3 en Guerrero y 1 en Oaxaca

Tras la medianoche, luego del 19 de septiembre que registró un terremoto de 7.1 grados, la cifra de muertos se eleva a 248.

El desglose es el siguiente: 72 en Morelos, 117 en CDMX, 43 en Puebla, 12 en Edomex, 3 en Guerrero y 1 en Oaxaca

Así lo informa el Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, en un mensaje vía Twitter

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong informó que el movimiento que se sintió este martes fue más fuerte y violento que el sismo pasado, y por eso provocó tantos derrumbes.  

                     “Tenemos que salir adelante juntos y unidos, con una gran solidaridad, echados para adelante”, expresó el funcionario en entrevista para Televisa. Pidió a la población que si las personas no tienen que salir de su casa, mejor no lo hagan, para evitar “congestionamientos innecesarios”.

Sin clases en diez estados

Por su parte, también en la madrugada, la SEP detalló en un comunicado de afectaciones en 209 escuelas de la Ciudad de México.

De acuerdo a la Secretaria de Educación Pública, 15 planteles tienen daños mayores en la Ciudad de México y permanecerán cerrados.

Además, permanecerán suspendidas las clases en todos los planteles de la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala, Estado de México, Hidalgo y Michoacán.

Atención del IMSS

Hasta la media noche, el IMSS ha atendido a 350 personas derechohabientes y no derechohabientes por el sismo, en sus clínicas y hospitales de la Ciudad de México.

El IMSS refirió que cuenta con 940 camas disponibles en urgencias, así como 850 bolsas de 600 mililitros de sangre que son suficientes para los casos que requieran de transfusiones.

Este miércoles, el director del Seguro Social, Mikel Arriola, continuará con brigadas médicas visitando los hospitales y las clínicas que resultaron con daños materiales, para constatar la atención a los pacientes.

 

 

MILENIO

 

Prioridad, seguir con rescate de personas, instruye Peña Nieto

Daniel Venegas 20/09/2017 04:48 AM
3minutos
El presidente Enrique Peña Nieto instruyó que se implemente el Plan Mx en Ciudad de México y que las fuerzas armadas se coordinen con autoridades locales para que se instalen plantas de luz que permitan continuar toda la noche con las labores de rescate de quienes pudieran permanecer bajo los escombros tras el sismo de ayer, pues dijo que la prioridad es seguir con el rescate de personas.

Ordenó a los integrantes de su gabinete que “para garantizar la operación, particularmente en los centros de atención médica que tenemos disponibles y he instruido para que los hospitales del IMSS y del Issste presten servicios médicos a toda la población, no importando sean derechohabientes o no”.

Pidió a la población estar atenta y seguir las instrucciones de las autoridades de Protección Civil.

Peña canceló ayer por la mañana la gira que realizaría por Oaxaca y ordenó que el avión presidencial que lo llevaba regresara a Ciudad de México para atender la emergencia.

La aeronave presidencial estaba a punto de descender en Ixtepec, cuando el Presidente recibió los primeros reportes e imágenes de las afectaciones.

Por la noche Peña estuvo en la escuela Enrique Rébsamen, en Villa Coapa, acompañado del jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera y los secretarios de Marina, Vidal Soberón, y de Gobernación, Miguél Ángel Osorio, donde dio un balance de lo ocurrido en ese lugar tras el sismo.

“Es una escuela al sur de la ciudad, una escuela privada donde lamentablemente se derrumbó una parte importante del edificio, y lamentablemente niños muy menores, de segundo de primaria, algunos de secundaria, como lo han referido las maestras, fallecieron. .

Detalló que en ese lugar hay más de 500 elementos del Ejército y Marina, y más de 200 de Protección Civil de Ciudad de México.

Cerca de la medianoche, el Presidente envió un mensaje a la nación en el que señaló que este sismo “es una dura prueba muy dolorosa para nuestro país. Los mexicanos hemos tenido experiencias difíciles a consecuencia de temblores en el pasado y hemos aprendido a responder a estos episodios con entrega y espíritu de solidaridad”.

Aún más, Peña pidió que “sigamos unidos, enfrentando juntos este nuevo desafío”.

CLAVES

APOYO DE LA SCT

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que a consecuencia del sismo de magnitud 7.1 apoya con maquinaria pesada, que incluye martillos neumáticos, cargadores frontales, grúas y torres de iluminación para las acciones de rescate.

La dependencia señaló que las obras de construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México no presentaron ninguna afectación al igual que los trabajos del tren interurbano México-Toluca.

 

Simulacro y temblor, en 19 de septiembre

Redacción 20/09/2017 04:35 AM
6-8 minutos
Después de 32 años del sismo de 1985, Ciudad de México fue sacudida por un nuevo terremoto de magnitud 7.1, que impactó también Estado de México, Morelos, Puebla, Guerrero y Oaxaca, con un saldo, de acuerdo con el reporte oficial de Protección Civil, de 216 muertos.

Las autoridades evitaron dar una cifra de heridos y desaparecidos, aunque se confirmó que en la capital hubo 86 muertos y al menos 54 estructuras colapsadas.

En Ciudad de México, Puebla y Estado de México 366 escuelas resultaron dañadas; en el Colegio Rébsamen fue donde se concentró gran parte de la ayuda de la población y las autoridades, al caer el edificio que albergaba una plantilla de 400 alumnos.

El sismo ocurrió a las 13:14 horas, con epicentro al sureste de Axochiapan, en Morelos, a 120 kilómetros de la capital, lo que generó que las ondas trepidatorias llegaran rápidamente a Ciudad de México, donde se sintió de manera simultánea a la activación de la alerta sísmica.

Tras el sismo, la Secretaría de Gobernación y el gobierno de Ciudad de México emitieron la Declaratoria de Emergencia Extraordinaria para liberar recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden) para las 16 delegaciones y atender necesidades alimenticias, de abrigo y salud. Unos 50 mil elementos federales y locales patrullaron las calles.

El gobierno activó el Plan Mx, diseñado para dar respuesta federal en caso de contingencias mayores o emergencias para evitar duplicidad de esfuerzos.

A su vez,  la Secretaría de la Defensa Nacional desplegó más de 3 mil soldados y 15 binomios canófilos en aplicación del Plan DN-III E para apoyar zonas afectadas, mientras que la Semar mandó 644 elementos para apoyar labores de rescate en Tlalpan, Coyoacán y Álvaro Obregón.

La Policía Federal apoyó con más de dos mil elementos en las colonias Del Valle, Roma y Narvarte, además de que se envió vigilancia a la zona de Santa Fe, donde se reportaron asaltos.

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, informó que se suspenden las clases hasta nuevo aviso en Estado de México, Michoacán, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Oaxaca, Chiapas y Ciudad de México.

El Fonden cuenta con nueve mil millones de pesos y en el presupuesto del próximo año, el Ejecutivo federal solicitó asignar seis mil 644 millones más, por lo cual los recursos superan los 15 mil millones de pesos para enfrentar la emergencia y financiar la reconstrucción de la infraestructura pública dañada, así como las viviendas en zonas de mayor marginación.

Petróleos Mexicanos está garantizando el abasto de gasolina, toda vez que sus instalaciones de producción, almacenamiento y suministro están trabajando.

En Morelos, el gobernador Graco Ramírez dijo que 17 de los 33 municipios del estado tuvieron afectaciones, particularmente Jojutla, donde los reportes son de 71 muertos y a donde se envió vigilancia policiaca ante el temor de actos de rapiña; además hubo daños considerables en Axochiapan y Cuernavaca  y se abrió una grieta en el kilómetro 109 que atravesó parte de la autopista federal México-Cuernavaca, aunque sí hubo movilización vehicular.

El gobierno de Morelos reportó daños en cuando menos 2 mil viviendas y se cayó el suministro eléctrico, al quedarse solamente 11% de territorio con energía eléctrica hasta anoche.

En la zona de Tetelcingo, personal de la 24 Zona Militar del Ejército acudió en ayuda ante la caída de casas

El gobernador de Puebla, Antonio Gali, informó el deceso de 43 personas. Dijo que después de varios recorridos se tenían antes de la medianoche 15 mil evacuados de la zona centro del estado, que se llevaron al albergue del Centro de Convenciones y Congresos; se evacuaron a los presos de los ceresos de Atlixco e Izúcar de Matamoros al penal de San Miguel. De acuerdo con el gobierno local, el sismo se sintió más fuerte en la zona metropolitana, la mixteca poblana y Atlixco.

En el Estado de México, el gobierno reportó oficialmente 12 muertos y 40 heridos hasta la medianoche, sin edificios colapsados.

En Guerrero, de acuerdo con el gobernador Héctor Astudillo, fallecieron tres personas; mientras que en Oaxaca se reportó un muerto.

El subsecretario de Educación, Javier Treviño, reportó que en el Colegio Rébsamen había hasta antes de la medianoche 25 fallecidos, 21 niños y cuatro adultos; 11 rescatados con apoyo de la Secretaría de Marina y al menos 30 desaparecidos.

También hubo graves daños en el Tecnológico de Monterrey con cuatro muertos, 40 heridos y 11 rescatados.

La Comisión Federal de Electricidad informó que el sismo provocó interrupciones en el suministro de energía eléctrica a 4.68 millones de personas en el Valle de México, Morelos, Puebla, Oaxaca, Guerrero y Tlaxcala. En total, resultaron afectados 32% de los usuarios de energía eléctrica de esos estados.

Hasta las 19 horas de ayer, la CFE había restablecido el servicio a 2 millones 700 mil personas, 58% del total de los afectados. La mayor afectación ocurrió en la capital donde hubo 1.66 millones de hogares sin luz y anoche se había restablecido solo 39%, mientras que en Morelos hubo 723 mil afectados.

El Hospital Magdalena de las Salinas atendió a 123 pacientes, considerados de urgencia por contusiones y golpes provocados por la caída de concreto, muebles y otros objetos, de los que 16 requirieron algún tipo de operación.

En el IMSS se atendieron 136 emergencias por contusiones y lesiones y 20 en la Cruz Roja. En tanto el edificio de  la Cofepris, los institutos nacionales de Rehabilitación y Cancerología  tuvieron cuarteaduras y caída de plafones y fugas menores de agua. El Hospital Gea González sufrió colapso de paredes y equipo.

El Seguro Social canceló los servicios de las guarderías en Ciudad de México, Puebla, Veracruz, Estado de México, Guerrero, Tlaxcala, Hidalgo y Morelos, y  se mantendrá hasta revisar  los inmuebles.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que la red carretera, aeropuertos, puertos y telecomunicaciones federales trabajan con regularidad y se registraron daños localizados.

El Sistema Ferroviario, tanto de pasajeros como de carga, opera sin problema, al igual que los 19 aeropuertos de ASA.

En Ciudad de México se agrietó la entrada de pasajeros a la Terminal 2, aunque la SCT reportó que el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México reanudó operaciones a las 16:10 horas y sus pistas se encuentran sin daños; 180 vuelos fueron afectados.

Hubo fallas en las líneas telefónicas, por lo que Telmex y AT&T activaron claves gratuitas de wifi.

Ante la emergencia, el Congreso de la Unión suspendió actividades hasta nuevo aviso, por lo que se suspendió la sesión del Senado prevista para hoy. También la Cámara de Diputados suspendió todas sus actividades hasta mañana, a la espera de los peritajes para determinar si el Palacio de San Lázaro sufrió daños estructurales. También la Suprema Corte suspendió actividades.

 

EXCELSIOR

 

Asciende a 37 el número de muertos en colegio Rébsamen

2minutos
CIUDAD DE MÉXICO

El número de víctimas mortales por el derrumbe del Colegio Enrique Rébsamen en Ciudad de México, debido al fuerte sismo que azotó ayer el centro del país, ha ascendido a 37, de los cuales 32 son niños y cinco adultos.

Las tareas de rescate se extendieron a lo largo de la noche en esta escuela del sur de la capital, uno de los cerca de 40 edificios que se derrumbaron en la capital a causa del terremoto de magnitud 7.1 en la escala de Richter.

Hasta el momento se tiene el reporte del rescate de 14 personas con vida, se estima que aún hay alumnos bajo los escombros.

El Ejército y la Marina, que encabezan la tarea de búsqueda entre los escombros, informaron de que la mayoría de rescatados fueron llevados a un hospital civil, y otro de ellos al de la Marina.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, visitó anoche la escuela, que acogía alumnos de preescolar, primaria y secundaria.

Según datos del coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, confirmó que el número de fallecidos tras el sismo de 7.1 grados asciende a 217.

Detalló que 86 han sido reportados en la CDMX, 71 en Morelos, 43 en Puebla, 12 en Edomex,  4 en Guerrero y uno en Oaxaca.

 

Sismo de 7.1 revive tragedia de 1985; 217 muertos por terremoto

12-16 minutos

CIUDAD DE MÉXICO.

Al menos 217 muertos, cientos de desaparecidos y numerosos heridos dejó el sismo de magnitud 7.1 que ayer sacudió al país, cuyo epicentro se registró a 12 kilómetros del sureste de Axochiapan, Morelos.

Hasta las 2:10 horas de hoy, Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil, confirmó 86 fallecidos en la Ciudad de México; 71 en Morelos, 43 en Puebla; 12 en el Estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca, entidades donde se reportaron las mayores afectaciones.

Entre las víctimas figuran 30 menores de edad y adultos que murieron en el derrumbe de la escuela primaria Enrique Rébsamen, en Tlalpan, Ciudad de México.

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, hasta las 20:30 horas de ayer se había presentado 11 réplicas, la mayor de magnitud de 4.0.

El gobierno de la Ciudad de México informó del colapso de 45 edificios en diferentes colonias, sobre todo de las delegaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc.

Tras el movimiento telúrico, el presidente Enrique Peña Nieto informó sobre la activación del Plan MX para atender la emergencia.

“He convocado al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones. El Plan MX ha sido activado”, indicó.

Asimismo, ordenó abrir los hospitales del IMSS e ISSSTE a toda la población.

Dicho programa está alineado al Plan DN – III, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el Plan de Marina y el Plan de Apoyo a la Población Civil de la Policía Federal, así como las estrategias de respuesta de dependencias y entidades de la Administración Pública, como Pemex, CFE y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), indicó la Secretaría de Gobernación.

El presidente Peña Nieto también dijo que las Fuerzas Armadas trabajan en las labores de emergencia y afirmó que la búsqueda de posibles sobrevivientes continuaría durante la noche con ayuda de plantas de energía.

En compañía del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, Peña Nieto acudió a la escuela Enrique Rébsamen, para constatar las acciones de rescate de víctimas que llevan a cabo elementos de las Fuerzas Armadas, Policía Federal, Protección Civil y voluntarios.

Posteriormente, en un mensaje emitido cerca de la medianoche, el primer mandatario explicó que la prioridad del gobierno es el rescate de sobrevivientes de los inmuebles colapsados.

En tanto, en su cuenta de Twitter, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió a los habitantes de la Ciudad de México despejar las calles para permitir que los servicios de emergencia puedan trasladarse.

También exhortó a los habitantes de los estados afectados por el sismo a estar alerta y seguir las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil, y llamó a la población a utilizar el #911 sólo en caso de urgencias.

Tras el sismo, el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México suspendió operaciones durante más de tres horas.

Suspenden clases

La Secretaría de Educación Pública suspendió las clases en la Ciudad de México, Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala, Estado de México, Hidalgo y Michoacán, debido a afectaciones causadas por el sismo.

En la CDMX, 209 escuelas resultaron afectadas, 15 con daños mayores, de acuerdo con datos preliminares.

Ante los destrozos causados por el temblor, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, informó sobre la  suspensión de clases en todos los niveles hasta nuevo aviso.

Agregó que en el caso de Veracruz sólo se suspenderían clases en planteles que presentaran daños, de acuerdo con la determinación tomada por el gobierno estatal.

Asimismo, la SEP indicó que en el Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México, cuatro personas murieron y hubo 40 heridos.

En tanto, Luis Ignacio Sánchez Gómez, administrador federal de Servicios Educativos en la Ciudad de México, giró instrucciones para suspender actividades académicas y administrativas en todos los planteles de la capital hoy, mañana y el viernes.

Suministro eléctrico

Ayer a las 22:00 horas, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que había logrado restablecer el suministro de energía a 73% de las 4.71 millones de personas que se vieron afectadas luego del sismo de 7.1 grados registrado este martes.

El director de la empresa, Jaime Hernández, pidió a la población tomar las precauciones necesarias, como el no acercarse a cables y postes dañados.

Detalló que el Valle de México y el Estado de México fueron las zonas con mayores afectaciones, ya que se quedaron sin luz 1.69 y 1.74 millones de clientes, respectivamente.

En el caso de Morelos, el sismo afectó los equipos que suministran a 723 mil personas, mientras que en Puebla se vieron afectados 423 mil clientes, seguidos de Oaxaca con 102 mil, Guerrero 28 mil y Tlaxcala con 13 mil.

Con información de Yohali Reséndiz, y Nayeli González

Lo primordial

En las horas posteriores al sismo es importante mantenerse informado y no hacer caso a rumores.
Si su vivienda reporta daños repórtela y asista a un refugio temporal.
Si su vivienda está en buenas condiciones resguárdese y evite circular en las calles.
Revise las instalaciones de gas, energía eléctrica y agua.
Para emergencias marque el 911, donde puedes reportar incendios, explosiones, derrumbes, inundaciones
Locatel, 565811, que tiene una lista de heridos que fueron llevados a los hospitales de Magdalena de las Salinas, López Mateos, General de Balbuena, Centro Médico Santa Fe, Rubén Leñero, Belisario Domínguez, Xoco, San Ángel Inn, Pediátrico de Iztapalapa.
Contacto CDMX

Protección Civil: 5683 2222
Cruz Roja: 065
Cruz Verde y Radio Patrullas: 060, 56720606
Bomberos: 57682532 o 068
Fugas de Gas: 52770422, 52770425
Sistema de aguas: 5654 32 10
También se han abierto centros de acopio donde se puede donar comida, objetos de uso personal, cobijas, ropa, entre otros.
Entre los sitios de acopio están el Zócalo, Parque España, cuatro en Polanco, Estadio Olímpico en CU, Congreso de la Unión, cuatro en Bosques de Las Lomas, Contadero, dos en Lomas de Chapultepec, dos en La Herradura, uno en Tecamachalco y uno en Naucalpan, Estado de México.
Lo urgente

Ante el sismo, la Cruz Roja pide donar primordialmente guantes desechables, gasas, electrodos, llaves de tres vías, jeringas, cubrebocas, agua oxigenada, vendas, guantes quirúrgicos, cepillos quirúrgicos, tela adhesiva, micropore, bultos quirúrgicos, venoclosis, solución Hartman y agua fusiológica.
También pilas y linternas.
Ante posibles réplicas, Protección Civil pide armar una mochila en caso de que tenga que abandonar su hogar. Ésta consiste en directorio familiar y de instituciones, documentos importantes, radio y lámpara con pila, kit de herramientas, botiquín, víveres para dos días y alimento para tu mascota, encaso de tenerla.
Rescate, la prioridad: Peña

A diez horas del sismo de 7.1 grados, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que la prioridad sigue siendo salvar con vida al mayor número de personas que permanecen en los inmuebles colapsados en la Ciudad de México.

“La prioridad en este momento es continuar el rescate de quienes aún se encuentran atrapados y dar atención médica a los heridos. Los servicios de urgencias del Seguro Social, ISSSTE, Pemex, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina están disponible para toda persona que requiera atención sea o no derecho habiente”, dijo.

A través de un mensaje en cadena nacional, el mandatario dijo que desde que tuvo conocimiento del terremoto convocó al Comité Nacional de Emergencias y ordenó activar el Plan MX que coordina los esfuerzos nacionales frente a una situación como la que se enfrenta.

Dijo que, para ello, las Fuerzas Armadas en coordinación con los cuerpos de Protección Civil y de seguridad de la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Guerrero y del Estado de México se han desplegado para apoyar a la población.

Peña Nieto sobrevoló en dos ocasiones la Ciudad de México, una de ellas con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, para atestiguar las tareas de rescate y evacuación de víctimas, así como el retiro de escombros e instalación de albergues.

Por la mañana, el Presidente iba a Oaxaca para constatar la ayuda que se les da a los damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre, pero no llegó a su destinó y tuvo que regresar a la capital del país para  verificar las consecuencias del sismo de ayer.

En la residencia oficial de Los Pinos, Peña Nieto encabezó una reunión de Gabinete para evaluar la emergencia provocada por el sismo.

Afloró el caos… y la solidaridad

Atrapa a citadinos la sorpresa, la angustia y la pesadumbre.

A las once de la mañana de ayer, 19 de septiembre, sonó la alarma sísmica. Ríos de gente con cara de escepticismo y en cámara lenta salieron de los edificios de la Ciudad de México y fueron poblando las calles en absoluto orden; se trataba de un simulacro. Dos horas y 14 minutos después, el sonido de la sirena volvió a zumbar. Parecía una broma macabra. No fue. A las 13:14 horas la capital del país se remeció como una gelatina por un sismo de 7.1 de magnitud y entonces la gente con gesto de susto salió volando de los edificios en busca de refugio, amparo divino. En las calles comenzó el caos y la solidaridad.

El 19 de septiembre de 1985, hace 32 años, a las 7:19 de la mañana, la Ciudad de México sufrió un terremoto que dislocó para siempre al país. Ayer, otro terremoto. Otro 19 de septiembre…

En minutos, la sorpresa, la angustia, la pesadumbre empezó a apoderarse de la gente. Frente a sus ojos vieron volar vidrios de ventanas que se hicieron añicos en el piso; también cómo se desprendieron enormes trozos de fachadas de edificios y presenciaron el desplome hollywoodense de edificios completos con una polvareda color ocre que picaba la nariz, los ojos, como sello de la desintegración.

Cientos de automovilistas quedaron prácticamente petrificados, apañados del volante de su auto ante la sacudida. En avenida Cuauhtémoc, a la altura de Centro Médico Nacional, una mujer fue auxiliada para poder salir de su auto, minutos después de haber terminado el sismo.

La mujer, a bordo de una camioneta  Toyota color negro —en el carril del Metrobús— quedó dentro de su auto con los ojos abiertos como platos. Atónita. Alfredo, un motociclista, a bordo de una Suzuki blanca 600, que había caído con todo y moto al piso a causa del temblor, acudió junto con un par de peatones en ayuda de la mujer. Cuando la pudieron sacar de la camioneta, la mujer que abandonó ahí su auto, parecía muerta en vida.

En otro punto de la ciudad, Sara, habitante de una de las 21 torres de la Unidad Integral Latinoamericana sintió como el piso de la planta baja de su departamento parecía como si se fuera abrirse y se la fuera a tragar. A ella y a su esposo no les dio tiempo de llegar a la puerta, después de haberse activado la alarma en la radio, cuando el sismo ya estaba a todo lo que daba.

Lo mejor y lo peor aún estaba venir. Conforme pasaba el tiempo y se fueron conociendo los daños que dejó el sismo, como en la zona de Pino Suárez, en el centro la Ciudad de México, en una fábrica de ropa en Chimalpopoca y Bolívar, en la colonia Obrera, video que se convirtió en viral en las redes sociales. En avenida Álvaro Obregón, en la colonia Roma o en avenida Nuevo León, en la Condesa, de manera espontánea gente embozada con tapabocas quirúrgicos fue llegando hasta donde estaban los escombros para con las manos, con las uñas mover piedras, fierros retorcidos.

A la par que miles de voluntarios, organizados, valientes, llenos de ímpetu y de polvo movieron escombros en botes de pintura, de basura, en carritos de tiendas de autoservicio en busca de personas con vida debajo de toneladas de enormes pedazos de ladrillos y cemento que se desmoronaron como terrones de azúcar ante la violencia con que se movió la tierra de la Ciudad de México, en el peor sismo desde 1985, con epicentro a 120 kilómetros en localidad de Axochiapan, los gobiernos federal, de la Ciudad de México, con el presidente Enrique Peña Nieto y el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera a la cabeza reaccionaron con reflejos felinos.

Peña Nieto estaba a minutos de aterrizar en Oaxaca —para seguir atendiendo la contingencia del sismo de 8.2 del 7 de septiembre— cuando se enteró de lo que minutos antes había pasado en la Ciudad de México y ordenó regresar de inmediato para atender la urgencia con el Plan MX.

Mancera se subió a un helicóptero, sobrevoló la metrópoli y después se concentró en la sede del C-5, donde se puede ver mayor parte de la ciudad a través de más de 15 mil cámaras de video vigilancia para dirigir los trabajos de rescate y remoción de escombros.

En torno al temblor no todo fue solidaridad, vigor ciudadano. Ladrones aparecieron  a plena luz del día en la ciudad. En las inmediaciones de la Universidad Iberoamericana, en Santa Fe, en el Tec de Monterrey campus Ciudad de México, en el sur de la Ciudad de México y en distintas zonas de Polanco se desataron oleadas de asaltos al amparo de que los cuerpos de seguridad fueron concentrados para distintas tareas de auxilio a la población ante la catástrofe.

Imágenes captadas desde helicópteros de rescate mostraban cómo la ciudad se fue cubriendo de polvo y algunas nubes de humo negro, que emanaba de incendios en distintos puntos del centro de la capital que fueron exitosamente sofocados.

Dentro del dramatismo que empezó aflorar en el marco de la emergencia que se desencadenó a partir de las una y cuarto de la tarde de ayer 19 de septiembre, el montón de escombros que capturó mayor atención fue el Colegio Enrique Rébsamen, donde fueron rescatadas 25 personas muertas y que 21 de ellas eran niños y niñas.

 

SEP reporta 209 escuelas con afectaciones en la Ciudad de México

1-2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que en la Ciudad de México se tienen contabilizadas preliminarmente afectaciones en 209 escuelas, 15 con daños mayores.

Las clases estarán suspendidas hasta nuevo aviso en todas las escuelas de la Ciudad de Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala, Estado de México, Hidalgo y Michoacán.

En un comunicado, se informó que los planteles estarán cerrados hasta que se concluyan las revisiones de las condiciones estructurales de los planteles, con el fin de garantizar la plena seguridad de toda la comunidad escolar.

Hasta la medianoche, en la Escuela Enrique Rébsamen de la Ciudad de México se tenían registrados, por la Secretaría de Marina, 25 fallecidos -21 niños y cuatro adultos-; 11 personas rescatadas, y 30 desaparecidas.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública indicó que en el Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México cuatro personas murieron, y hubo 40 heridos.

Frentes Políticos 2017/09/20 | Excélsior

4-5 minutos

20 de Septiembre de 2017

I.   Presentes. Luego de encabezar la ceremonia por el 32 aniversario de los sismos de 1985, el presidente de la República Enrique Peña Nieto, viajó al mediodía a Oaxaca para supervisar la entrega de ayuda humanitaria a familias damnificadas por el temblor del pasado 7 de septiembre en Chiapas y Oaxaca. En el trayecto se enteró del sismo de 7.1 grados que sacudió a la Ciudad de México y de inmediato regresó. El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dio aviso al Presidente de lo sucedido. Al llegar a Los Pinos, Peña Nieto se reunió con el Comité Nacional de Emergencias con la presencia de los integrantes del gabinete de seguridad. El momento demandó acciones rápidas y efectivas. En 1985 la inmovilidad presidencial de  Miguel de la Madrid fue criticable. No es el caso.

II. Uno para todos. En la Cámara de Diputados Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Mesa Directiva, ordenó que se desalojara el recinto legislativo ante la situación de emergencia sufrida por el terremoto de ayer. El legislador pidió mesura y estar al pendiente de las labores de ayuda emprendidas por el Estado. En tanto, las Fuerzas Armadas realizaron un despliegue inmediato sobre las zonas más afectadas. Se instaló el Plan México. Pese a lo ocurrido, funcionarios de todos los niveles y los ciudadanos se dispusieron a colaborar para realizar labores de rescate. Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX, ordenó  declarar estado de Emergencia para que “puedan llegar sin obstáculos los apoyos que se requieran”. Juntos somos más.

III. Blandito. El sismo tocó el corazón de Donald Trump. A diferencia del terremoto del 7 de septiembre, cuando el mandatario estadunidense tardó varios días en externar a nuestra nación “su pesar”, esta vez su reacción fue inmediata. “Que Dios bendiga al pueblo de México”, escribió en Twitter. Hasta ahora, no se ha visto la participación de Trump ante la desgracia de México, es hora de que lo haga. Al menos, ya se solidarizó con el país: “Estamos con ustedes y estaremos allí para ayudarlos”. La comunidad internacional ya está enviando ayuda humanitaria. Sería un buen momento para limar asperezas diplomáticas con EU. No lo desaprovechemos.

IV. Los costos. Para enfrentar lo ocurrido con el sismo de ayer, el país cuenta con seis mil 035 millones 987 mil 256 pesos en el Fondo Nacional de Desastres Naturales. Adicionalmente, tiene contratado un instrumento denominado Bono Catastrófico Fonden 2017, a través del cual podría tener acceso a 360 millones de dólares más. El bono tiene el objetivo de potenciar los recursos del Fonden para fortalecer su capacidad de respuesta financiera para la reconstrucción de infraestructura federal, estatal y municipal afectada por sismos y huracanes. El gobierno mexicano podría utilizar, en un inicio, 150 millones de dólares del bono para financiar la reconstrucción de infraestructura dañada por sismos. Esperemos que ese dinero no llegue a manos equivocadas.

V. Nueva era. Antonio Echevarría rindió protesta como gobernador de Nayarit para el periodo 2017-2021. Se comprometió a que nadie estará por encima de la ley y se castigará a quienes robaron al pueblo. Señaló que comienza un nuevo tiempo para el estado. “A partir de este momento seré un gobernador que luche por todos, que vea a todos y que construya con todos”, advirtió. “El gobierno debe beneficiar a todos. Jamás el gobierno volverá a lucrar con el dinero público. El gobierno ya no será visto como un coto de poder con privilegios para unos cuantos”. El discurso suena bien, pero no hay nada nuevo. Esperemos que no sólo se indague en la corrupción de su antecesor, sino que en verdad se castigue a los responsables.

 

 

LA JORNADA

 

detienen por peculado a dos ex tesoreros

DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.

3minutos

Jorge A. Pérez Alfonso

Corresponsal

Periódico La Jornada
Miércoles 20 de septiembre de 2017, p. 34

Oaxaca, Oax.

Gerardo Gajiga Estrada y Enrique Arnaud Viñas, quienes fueron secretarios de Finanzas en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo (2010-2016), fueron detenidos la mañana de ayer, acusados de peculado, informó el fiscal especializado en combate a la corrupción, Rubén Vasconcelos Méndez.

Dijo que el fraude que habrían cometido los ex funcionarios asciende a 100 millones de pesos, recursos que presuntamente fueron desviados en beneficio propio. Sin embargo, aclaró, este delito es considerado no grave.

Vasconcelos Méndez agregó que se reservaron detalles del proceso, iniciado por una denuncia interpuesta por la Secretaría de la Contraloría.

Cajiga Estrada fue detenido en la Ciudad de México y trasladado a la capital de Oaxaca, donde se aprehendió a Arnaud Viñas. Por la tarde se les presentó ante el juez de control del distrito judicial de Valles Centrales y en unas horas se determinará su situación jurídica.

Precisó que, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado, el presunto peculado habría sido cometido durante el ejercicio fiscal de 2012. Asimismo, sostuvo que se actúa conforme a la ley y no se trata de una cacería de brujas.

Gajiga Estrada y Arnaud Viñas se suman a Germán Tenorio Vasconcelos, ex secretario de Salud durante el gobierno pasado, detenido el pasado 3 de junio por abuso de autoridad. Pese a que ese delito también es considerado no grave, se solicitó al juez de la causa no permitirle enfrentar el proceso en libertad, debido a que podría fugarse.

De acuerdo con un informe presentado por la Secretaría de la Función Pública, durante la administración anterior se encontraron irregularidades por unos 3 mil 500 millones de pesos y se hicieron 109 observaciones que involucran a unos 30 ex funcionarios.

Antecedentes de fraude

En la etapa final del final del gobierno de Cué Monteagudo, Arnaud Viñas, quien suplió en la Secretaría de Finanzas a Gerardo Cajiga, aseguró que los recursos estatales habían sido manejados en forma transparente y conforme a derecho, por lo que no habría problema alguno en la administración del priísta Alejandro Murat Hinojosa.

Gerardo Cagija fue nombrado por Gabino Cué titular de la Secretaría de Finanzas al inicio de su administración, pese a que fue inhabilitado después de haber sido oficial mayor de la Secretaría de Gobernación por la compra fraudulenta de helicópteros de la entonces Policía Federal Preventiva.

 

Apoyan a Toledo para respetar tradición de vivienda en Oaxaca

Mónica Mateos-Vega

5-6 minutos

Organizaciones civiles, sociales y profesionales con experiencia de más de 50 años en el ámbito de la

vivienda popular en Latinoamérica se sumaron al llamado que hizo el pintor Francisco Toledo para exigir a las constructoras que participarán en Oaxaca en la reconstrucción de las casas dañadas por el sismo del 7 de septiembre que se respete la arquitectura, materiales y tradiciones culturales de la región.

“Coincidimos totalmente con el maestro Toledo, pues de lo contrario se destruirían modos de producción y de vida, usos y costumbres, como ya sucedió en la montaña de Guerrero, donde después de los huracanes Ingrid y Manuel se levantaron viviendas inadecuadas para la región”, dijo a La Jornada Isadora Hastings García, coordinadora general de Cooperación Comunitaria, organización no gubernamental que promueve la producción y gestión social del hábitat en diversas zonas rurales del país.

Precisamente, agregó, acaban de enviar una carta al presidente Enrique Peña Nieto en la que rechazan las afirmaciones del primer mandatario, expresadas el pasado 9 de septiembre, en las que aseguró que “según los reportes de ingenieros militares y del área de protección civil del estado, además de la fuerza del sismo, la caída de viviendas se debió sobre todo a que están hechas de adobe y tienen escasa cimentación”.

Cooperación Comunitaria y decenas de especialistas en vivienda en todo el continente y algunos países de Europa desmienten tales aseveraciones “pues dañan y laceran siglos de conocimiento popular. Es inaceptable asegurar que las afectaciones a las viviendas estén vinculadas directamente al material constructivo, en este caso el adobe.

“Independientemente del material que se utilice, la resistencia ante un evento natural radica directamente en el comportamiento del sistema constructivo y no únicamente en

las características del material. Cabe mencionar que muchas de las construcciones afectadas son de

materiales industrializados, un ejemplo claro son las mil 145 escuelas afectadas en 12 entidades, las cuales son de concreto y aún así colapsaron”.

En su escrito al presidente (cuya copia tiene este diario), explican que organizaciones de Centroamérica, con fondos de cooperación internacional, “han desarrollado metodologías para construir viviendas resistentes a los sismos en adobe, generando una norma de construcción con este material”.

Las organizaciones civiles de especialistas en arquitectura rural insisten en que el adobe “no solo puede generar un sistema constructivo resistente a sismos para que la población viva segura, sino que ha sido durante siglos una forma cultural de habitar y vivir en miles de comunidades a lo largo del territorio Mesoamericano. En la actualidad este conocimiento constructivo se está perdiendo por falta de apoyo para su difusión y reglamentación.

“En este sentido rechazamos el llamado que hizo Peña Nieto –y todos aquellos que poco conocen de las culturas constructivas ancestrales–, a las constructoras para la reconstrucción, ya que son casi dos décadas de ver repetidamente que los subsidios para las viviendas ejercidos por las empresas constructoras, en aras de reducir los costos, disminuyen proporcionalmente la calidad de los materiales y espacios, resultando en la construcción de viviendas inadaptadas a las condiciones climáticas y culturales de las diversas regiones del país.

“Claros son los ejemplos de las viviendas construidas con recursos del Fondo Nacional de Desastres y de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano a través de empresas privadas que utilizan los mismos modelos para la costa y la montaña de Guerrero, y a pocos años de su construcción, por su mala calidad, muestran serios problemas de filtraciones, incluso fallas estructurales.

“En la misma lógica mercantil de reducir los costos, las empresas no toman en cuenta la participación de la gente en el proceso constructivo. Entregan viviendas terminadas, con modelos que se repiten a lo largo del país, inadecuadas a la cultura de las poblaciones y a las necesidades habitacionales, en un acto de discriminación para los más necesitados, que atenta contra su calidad de vida y su seguridad.

“Es por ello que nos oponemos a que una vez más se lucre con los recursos canalizados a vivienda pos desastre y peor aún, se niegue a la población sus capacidades de organización, de construcción y de apoyo solidario con el uso de un material noble, como es la tierra, que está al alcance de las poblaciones afectadas”.

Hastings García dijo que se encuentran ya en comunicación con productores de vivienda social en Oaxaca quienes les informaron que están ya elaborando un diagnóstico de la situación.

Entre los firmantes de la misiva enviada al presidente se encuentra el Colegio de Arquitectos del Estados de Oaxaca, el Colegio Libre e Independiente de Arquitectos de Oaxaca, Proyecto Habitar Argentina, Alianza Desarrollo y Crecimiento Tuihutz de Chiapas, el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe- capítulo México, Coordinadora Nacional Plan de Ayala, así como los laboratorios científicos franceses CRAterre-ENSAG Centro Internacional de la construcción con tierra y Labex AE&CC, entre otros.

Abre Banorte cuenta de donativos para afectados por sismo

Roberto González Amador | martes, 19 sep 2017 21:17

Los recursos que se reúnan durante las próximas tres semanas, a partir de este martes 19 de septiembre, serán entregados a organizaciones sociales que trabajen en resarcir los daños del sismo. Foto Cuartoscuro

Ciudad de México. El Grupo Financiero Banorte (GFNorte) abrió este martes una cuenta de apoyo a los damnificados del sismo que afectó la Ciudad de México, Estado de México, Morelos y Puebla. Mediante ella, la institución aportará un peso por cada peso donado por clientes, público y colaboradores, y que se agrega al ya vigente para Oaxaca y Chiapas.

Banorte activó la cuenta número 000-000-0019 a nombre de Fundación Banorte para que clientes, colaboradores y público en general depositen donativos en efectivo en los más de 26 mil puntos de atención entre sucursales y corresponsalías distribuidas en todo el país.

“Hoy, más que nunca, es hora de apoyar, de estar juntos, de dar cuenta de nuestra solidaridad. Banorte está y seguirá estando con los mexicanos”, señaló Carlos Hank González, presidente del consejo de administración delo GFNorte.

Los recursos que se reúnan durante las próximas tres semanas, a partir de este martes 19 de septiembre, serán entregados a organizaciones sociales que trabajen en resarcir los daños del sismo.

La campaña de apoyo a los damnificados de Oaxaca y Chiapas se mantiene. Los donativos para estos estados deberán depositarse a la cuenta 000-000-0010 a nombre de Fundación Banorte.

“Hay que redoblar la solidaridad. Llamamos a todos los mexicanos a donar, a demostrar por qué somos Mexicanos Fuertes”, declaró Marcos Ramírez, director general de la institución.

Los recursos captados por Fundación Banorte se destinan a la reconstrucción y rehabilitación de las comunidades afectadas, así como la reactivación de la economía, desarrollo de proyectos productivos y seguridad alimentaria.

Las personas que donen más de mil pesos podrán solicitar un recibo deducible de impuestos.

Cómo donar:

Para Ciudad de México, Estado de México, Morelos y Puebla:

Depósitos a nombre de:

Fundación Banorte

Número de cuenta Banorte 000 000 0019

Para Oaxaca y Chiapas:

Depósitos a nombre de:

Fundación Banorte

N° de cuenta Banorte 000 000 0010

Los donativos pueden hacerse a través de:

· Sucursales Banorte e Ixe

· Corresponsalías (Telecom, Oxxo, Soriana, 7-Eleven, Tiendas del Sol, Woolworth, Súper Farmacia, Extra, Círculo K, Gasmart, Farmacias Guadalajara y Farmacias de Ahorro)

· Banca en Línea

· Banorte Móvil

 

 

EL FINANCIERO

 

Reporta Protección Civil más de 149 muertos por sismo

1minuto

Hasta el momento se registran 217 personas fallecidas por el sismo de este 19 de septiembre, de acuerdo con Protección Civil.

En su cuenta de Twitter, el Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, detalló que suman 86 decesos en Ciudad de México, 71 en Morelos, 43 en Puebla, 12 en Estado de México, 4 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

El terremoto provocó el colapso de 44 edificios en la Ciudad de México.

Previamente, Puente confirmó, en entrevista televisiva, que las labores de rescate continúan en 38 inmuebles derrumbados en distintas zonas de la Ciudad de México. Los puntos críticos son dos planteles escolares

Terremotos: es hora de actuar

Uso de razón Pablo Hiriart

4-5 minutos

Sismo CDMX

La tragedia se hizo presente en la Ciudad de México y estados vecinos, sin que hasta ahora se hayan mitigado los efectos de la desgracia en Oaxaca y Chiapas.

Vivimos una situación de emergencia que amerita tomar medidas de extraordinarias.

Afortunadamente la economía presenta un superávit primario y va a ser posible atender las necesidades de recursos en los estados más golpeados.

Qué bueno que no sucumbimos a la tentación populista de gastar el dinero público en subsidiar gasolinas, pues de haberlo hecho hoy tendríamos que pedir prestado, caro y en condiciones duras, para devolver sus casas, sus hospitales y sus escuelas a los paisanos del sur.

La devastación parece ser peor en los estados del sur, donde si no se atienden de manera ordenada y minuciosa los efectos del sismo puede haber un estallido social.

Fue terrible el terremoto de ayer en la Ciudad de México y estados aledaños y aún desconocemos su verdadera dimensión. Es emotivo ver, dentro la desgracia, a una formidable sociedad que hace lo suyo y las autoridades también. Aquí hay estado de derecho, aseguradoras, brigadas de rescate, dotación de ambulancias y una gran cantidad de hospitales y clínicas.

Fue una tragedia y vamos llorar a nuestros muertos. Nos duele, es nuestra ciudad, y aún hay personas bajo los escombros. Pero de esta vamos a salir con mayor facilidad que en los sismos del 85, en los que hubo diez mil víctimas fatales y las autoridades tardaron días en reaccionar.

En los estados del sur, sin embargo, no tienen nada de lo que aquí tenemos.

Hay que convertir este momento de tragedia en el revulsivo para sacar del atraso a esas entidades e impedir que sigan en manos de grupos políticos violentos por falta de Estado y falta de orden.

No le hemos tomado el peso al impacto político del terremoto en Chiapas y Oaxaca. Hay millones de damnificados que necesitan comer todos los días, dormir bajo techo, reconstruir sus casas, contar con un trabajo remunerado y rehacer su vida. Muchos lo perdieron todo.

Hasta ahora la reacción solidara de la sociedad ha sido ejemplar. Muchas empresas y bancos también han puesto lo suyo. El gobierno ha enfrentado la situación y el Ejército y la Marina socorren a la gente en las regiones dañadas.

Muy bien, pero después… qué. Va a llegar un momento en que ya no se manden latas de atún. Y que deban reconstruirse las viviendas. Si Chiapas y Oaxaca quedan a la deriva va a haber convulsión social. Es preciso que el gobierno federal nombre un Comisionado para la Reconstrucción en esos dos estados, que tome el mando de toda la ayuda, vigile que no se haga mal uso de ella, y tenga en sus manos los recursos y el personal para realizar las tareas en el corto y mediano plazo.

Muchos esfuerzos dispersos son útiles en la urgencia del día, pero después hay que ordenar. Y Oaxaca y Chiapas van a tardar años en recuperarse.

Chiapas tiene elecciones de gobernador y al igual que Oaxaca y el resto del país será campo de batalla de las elecciones presidenciales.

Van a pulular las ayudas partidistas, los pescadores en río revuelto y los clientelismos de todo tipo. Así no se va a poder reconstruir nada y tendremos descomposición social.

Tiene que haber una autoridad central, con todo el mando de la Federación para coordinar los esfuerzos de las dependencias estatales, municipales y nacional.

Incluso debe plantearse la necesidad de un Comisionado transexenal, si los trabajos de reconstrucción así lo requieren.

Y que el Ejército y la Marina se encarguen del orden por el tiempo necesario. Sin estado de derecho eso no va a funcionar.

El dinero del gobierno y de las aportaciones ciudadanas y de personas morales, a la reconstrucción en condiciones dignas y con apego a normas de seguridad.

Los maestros, a dar clases y no a incendiar camiones ni tomar carreteras. Y un Coordinador civil enviado por el gobierno federal, que actúe por encima de los pleitos políticos inherentes a las campañas electorales.

Es hora de actuar.

Twitter: @PabloHiriart

 

Solidaridad ciudadana | El Financiero

Confidencial .

3-4 minutos

Ciudadanos ayudan a remover escombros. (Reuters)

Como hace tres décadas, la constante en medio de la tragedia ayer fue la solidaridad de la ciudadanía con las víctimas del sismo que sacudió el centro del país. Vecinos, trabajadores, personas que circulaban por las zonas afectadas, todos ayudando a remover escombros, llevando víveres, linternas, escaleras, cubrebocas… Esa fue la estampa recurrente que dio esperanza ante el desastre y el caos originados por el terremoto.

Tache para simulacro

En el simulacro previo al verdadero sismo de 7.1 grados de ayer, el personal de todas las dependencias de gobierno debió atender las recomendaciones al pie de la letra; no obstante, los trabajadores de la Secretaría de Relaciones Exteriores fueron los últimos en salir en la zona. El último empleado salió 20 minutos después de iniciado el simulacro. No cabe duda, aún queda mucho por hacer en prevención.

La UNAM responde

Desde ayer, la Universidad Nacional Autónoma de México respondió a la emergencia provocada por el sismo de 7.1 grados Richter en la Ciudad de México. El rector Enrique Graue, junto con los miembros del Servicio Sismológico Nacional, ofrecieron una conferencia para dar detalles del terremoto. Además, la Universidad formó brigadas para apoyar en el rescate de personas, que comenzó a operar desde ayer.

Diálogo pospuesto en San Lázaro

Más oportuno no pudo ser el movimiento telúrico en la CDMX para el Frente Ciudadano. Aunque ya habían planeado posponer la sesión de dictamen y buscar acuerdos para la nueva Fiscalía, todo se pospuso hasta la semana entrante. Primero vendrá la reunión de coordinadores y después se reprogramará la sesión de la Comisión de Puntos Constitucionales. Ya se les fue septiembre.

El enemigo a vencer

Aunque el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, aseguró que no le temen a ningún actor político o partido en términos electorales, la mirada sigue puesta en Andrés Manuel López Obrador como el enemigo a vencer en 2018… aunque a veces pareciera que es Ricardo Anaya. El líder priista reconoció que los candidatos de su partido deberán ser capaces de hacer frente a Morena porque, dijo, en el caso del PAN-PRD y su Frente Opositor, no despiertan mayor preocupación para el tricolor.

Echevarría, ejemplo para el FCM

El que presumió que las alianzas sí dan resultado fue el presidente del PAN, Ricardo Anaya, quien acudió a la toma de protesta de Antonio Echevarría como gobernador de Nayarit. Dijo que el triunfo de Echevarría es ejemplo nacional para los avances y conformación del Frente Ciudadano por México, que al igual que en Nayarit, permitirá “sacar al PRI corrupto del gobierno” para inaugurar un gobierno honesto y de resultados.

Caen cercanos a Gabino

Colaboradores en lo que fue el gobierno de Gabino Cue, concretamente los exsecretarios de Finanzas, Gerardo Cajiga Estrada y Enrique Arnaud Viñas, fueron detenidos ayer al mediodía en la Ciudad de México y Oaxaca capital, por presuntos desvíos de recursos e incumplimiento en las comprobaciones del uso y destino de los fondos federales aterrizados en la entidad.