Siguen las labores de rescate. Sigue la esperanza y la ayuda. Pero también sigue la desesperación, que caiga el 20 y sigue que se manden mensajes claros sobre los pasos que tendrá que seguir la gente que lo perdió todo. Para la reconstrucción de hogares y corazones ya cabe la pregunta ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Cuanto?.

El dinero de los partidos

Ya existen varias opciones por parte de los partidos para que no se gaste la millonada de millones que les tiene asignados para el 2018 el Instituto Nacional Electoral. El PAN -al menos los afines a Felipe Calderón- dice que se puede hacer un decreto de emergencia que sería competencia única del Poder Legislativo. En el PRI dijeron estar de acuerdo y que renunció al 25 por ciento del financiamiento del INE y pidió que se reintegraran a la Secretaría de Hacienda. El Partido Verde también dijo que le entra, pero falta Encuentro Social, Partido del Trabajo y otros. Lo ideal es que no sea de manera individual, que sean todos y al mismo tiempo, De lo contrario será bandera electoral, y eso es lo que menos se necesita en este momento.

Ayudar a ayudar

Durante el trabajo que el equipo Israelí realizaba ayer en el edifico colapsado en la avenida Álvaro Obregón 286 pidieron a todos los que estaban por ahí que se apagaran todos los aparatos con baterías de litio. Los representantes de una agencia internacional de noticias, los camarógrafos de una nueva televisora y otros periodistas se negaron a hacerlo. Es cierto que su labor es informar en todo momento, pero si hacer eso durante unos minutos ayudaba a salvar la vida de alguien, debieron haberlo hecho. Hay que ayudar a que ayuden.