Arcelia Maya
Cd. de México.- Voluntarios católicos que fueron atacados cuando llevaban ayuda a los damnificados por los sismos en Oaxaca interpondrán las denuncias por la violación, robo y agresiones en su contra.

La Fundación Papa Francisco Pro Felicitas explicó que el procedimiento legal no se realizó, porque las víctimas fueron hospitalizadas de emergencia debido a las heridas que sufrieron.

Además, señaló, las familias de los voluntarios tienen miedo a acercarse a las autoridades de esa entidad para interponer la queja.

“La Fundación Papa Francisco Pro Felicitas, consciente de la importancia de que este tipo de actos de barbarie no deben quedar impunes, presentará en su momento la denuncia legal ante la autoridad correspondiente”, publicó en un comunicado.

Carlos Arvizú, administrador de la Fundación, exigió a las autoridades garantizar la seguridad de las personas y organizaciones durante el traslado de víveres a zonas devastadas por los temblores.

Ayer, el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México dio a conocer que los jóvenes atacados salieron de la Ciudad de México en tres camionetas con víveres que serían repartidos en comunidades afectadas por el sismo de 7 de septiembre en Juchitán y Tehuantepec.

Reforma