*En la capital hay daños en 669 inmuebles tras sismos; compra de materiales tendrá una inversión de 6 mil 500 mdp

Oaxaca, Oax.- Aunque sin comparación con el Istmo de Tehuantepec, la capital del estado también resintió en su infraestructura urbana y viviendas los daños por los tres sismos que han impactado en las regiones de Istmo, Valles y Sierra Mixe.

El municipio capitalino informó que las afectaciones de los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre, se tienen identificadas en 669 viviendas, 104 escuelas de nivel básico, 15 templos, 12 edificios públicos de gobierno, ocho bachilleratos y universidades, así como ocho postes de la CFE, cinco mercados públicos y cuatro edificios privados.

Mientras que en el Centro Histórico se tienen identificados 70 inmuebles históricos del siglo XVI a XIX, de estos, dos son de uso público el Museo del Ferrocarril y el panteón San Miguel, así como 68 de uso privado. Además del Teatro Macedonio Alcalá y 120 viviendas de arquitectura tradicional.

No obstante en los edificios en mal estado y cuyo riesgo creció tras los fuertes sismos, algunas casas abandonadas representan riesgo para los transeúntes que a diario caminan a unos centímetros de los inmuebles a punto de colapsar.

Sin embargo, se ha hecho patente la ausencia de la Coordinación Estatal de Protección Civil a cargo ahora del ex diputado federal del PRI y ex coordinador de campaña de Enrique Peña Nieto, Heliodoro Díaz Escárraga.

CEPCO expone que de las 669 viviendas afectadas, 356 se tienen identificadas en la cabecera, seguido de Santa Rosa Panzacola con 74, Pueblo Nuevo con 59, San Martín Mexicapam con 39, 27 en Trinidad de Viguera, 21 en Dolores, 18 en Montoya, 17 en Cinco Señores, 16 en San Juan Chapultepec, 13 en Candiani, Donají con 11 viviendas, nueve en Guadalupe Victoria, seis en San Felipe del Agua y tres en San Luis Beltrán.

Así como 10 templos fueron afectados por los movimientos telúricos ubicados en zona céntrica y que son: Patrocinio, La Merced, Guadalupe y Las Nieves, catalogados de alto riesgo; San Juan de Dios y San Felipe del Agua de mediano riesgo; mientras que Trinidad de las Huertas, La Compañía, La Defensa y San Agustín como de bajo riesgo, mismos que serán atendidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Bolsa millonaria para la reconstrucción del Istmo

A su vez, el gobierno federal destinará una bolsa de 6, 500 millones de pesos para la compra de materiales en los estados de Oaxaca y Chiapas afectados por los sismos del pasado 7 y 19 del presente mes, al resultar 64, 728 viviendas con algún tipo de daño en la entidad.

Es decir a dos semanas del movimiento telúrico de 8.2 grados de intensidad, cerca de 33, 081 oaxaqueños carecen de un lugar donde vivir, dado que los inmuebles principalmente localizados n la región del Istmo de Tehuantepec presentan daños totales o son inhabitables.

La titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, manifestó que una vez que se ha terminado el censo de daños en las viviendas se entregará la ayuda a los damnificados a través de un monedero electrónico y de otorgamiento de créditos para la reconstrucción.

“Será un trabajo de autoconstrucción que contará con este apoyo del gobierno, que tendrán asistencia técnica de empresas sociales que son expertas en estos procesos para que la reconstrucción de sus casas se haga en las mejores condiciones”, manifestó la funcionaria.

Indicó que se respetará la cultura e imagen urbanas de los municipios como Tehuantepec, donde las principales afectaciones tuvieron lugar en su centro, pleno de casas con mucha historia para la región, incluso protegidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La tarjeta que se entregará tendrá el nombre de la persona censada y el folio que se entregó durante dicho levantamiento de datos, además dijo que tal tarjeta se va a dotar de recursos a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi).

Incluso mencionó que dialogarán con los proveedores de materiales a fin de  que no se incremente el precio de los insumos. Finalmente manifestó que el monto de la ayuda que se entregará va a ser decidido por el presidente Enrique Peña Nieto.

Reiteró que la Sedatu se centrará en supervisar que las casas se estén construyendo, así como expertos ayudarán en esta labor.

Destacó que existen 64, 728 vivienda con daños, 1,000 escuelas con daños parciales y totales y 307 edificios catalogados por el INAH, para lo cual el gobierno federal aplicará 16, 000 millones de pesos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).