Con dos goles de Luis Madrigal, Alebrijes de Oaxaca venció 2-1 a los Potros del Atlante, ante más de 13 mil aficionados reunidos en el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO).
Con ese partido se logró la captación de víveres en el Centro de Acopio que se implementó, y que  fueron canalizados a la Cruz Roja Estatal.
Los momentos que se vivieron en estos 90 minutos de ardua batalla contra la escuadra azulgrana en el Templo Alebrije, fueron memorables, con las sonrisas, el desahogo y la distracción de nuestros paisanos, sintiéndose representados en el terreno de juego y generando un vínculo que nos hizo sentir mucho más oaxaqueño que nunca.
Falta mucho por hacer, pero sin duda, con todos los esfuerzos que se han implementado, Alebrijes, ha logrado contribuir, para nosotros ha representado sumarnos a todos estos esfuerzos y siempre estaremos listos para colaborar y apoyar a quienes más lo necesitan.
Sin duda, también quedaron grabados los momentos de identificación con nuestros orígenes y cultura, que generó el espectáculo de medio tiempo “Oaxaca de Mis Amores”, por parte del Grupo de Danza Rarí Rusulú  Casa de la Cultura “Heberto Castillo”  de San Jacinto Amilpas, donde los acordes musicales y las ejecuciones de los danzantes, generaron ese sentimiento de identificación de un pueblo orgulloso de sus raíces.
La fiesta empezó temprano, desde el simple hecho de colocar los nombres de 18 municipios en el dorso de las playeras de nuestros jugadores, que parecieron salir electrizados por ese impulso para batirse en un duelo de toma y daca hasta conseguir tres puntos vitales en las aspiraciones de liguilla que tiene el equipo.