Tras la devastación que dejaron los sismos, sobre todo el del 7 de septiembre, en  varias comunidades de Oaxaca, en especial en el Istmo, los organizadores de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (Filo) se plantearon la posibilidad de cancelar o posponer el encuentro editorial, pero al final vieron que había más posibilidades de convertirlo en un eje para la recaudación de fondos que contribuya a la reconstrucción de los lugares afectados.

Así fue como se pensó en la campaña Tejamos Oaxaca, la cual busca “incidir en el restablecimiento de los vínculos sociales y culturales de las comunidades afectadas y colaborar en la reconstrucción de la infraestructura cultural y educativa”, a decir de Guillermo Quijas, director de la feria.
Con el tema de “Frontera y Migración”, además de homenajes a Elena Poniatowska, Graciela Iturbide, Eduardo del Río Rius y Sergio González Rodríguez, las actividades del encuentro apostarán por contribuir a la recuperación de Oaxaca desde todos los ámbitos, desde los inmuebles, la economía, la dinámica de trabajo y, en especial, de los vínculos sociales y culturales.

“La campaña se vincula con la feria del libro, porque se convierte en la plataforma para recaudar fondos a fin de que a partir del 2018 podamos trabajar en una agenda cultural en las zonas más afectadas, con colectivos, artistas y gente que ya ha venido desarrollando este tipo de dinámicas en cada una de las comunidades y esperamos que pueda ser un proyecto mucho más a largo plazo, que pueda volverse permanente porque como cualquier reconstrucción se van a necesitar años”.

La Feria Internacional del Libro de Oaxaca se va a realizar del 4 al 12 de noviembre, como se tenía contemplado, en la Alameda de León, en el centro de la ciudad de Oaxaca, con un programa integrado por más de 400 actividades y alrededor de 100 escritores invitados, siendo la idea el captar recursos a partir de muy diversas acciones, que enumera Guillermo Quijas:

“De la venta de los libros en toda la feria, un 10 por ciento estará destinado a la campaña. Empezamos a reestructurar con Almadía  para que un porcentaje de la venta de sus libros a escala nacional pueda dirigirse a ese tema; captación de recursos con algunos espectáculos o actividades que se puedan desarrollar con donativos del público, a partir del redondeo en caja, productos con causa o donativos en especie a voluntad del público”.

Milenio