Albergue de Chicapa de Castro operado por Liconsa

·         La ayuda para todos los afectados por los sismos en Oaxaca será permanente y continua: Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva

PASANDO LISTA DE PRESENTE en el aula de la vida para decirte que, “las obras, son actos de amor”. En Chicapa de Castro, agencia municipal de Juchitán de Zaragoza, se encuentra instalado un albergue operado por Liconsa.

Albergue que cuenta con desayuno, comida, cena, área de dormitorio, baños, regaderas, asesoría jurídica, consulta médica, zumba, corte de cabello; asimismo se ha impartido talleres como: “lúdico y de pensamiento para niños” impartido por el Centro Nacional para el Desarrollo Infantil (CENADIN) y “plantas medicinales” impartido por el componente “el campo en nuestras manos” de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Las clases también llegaron al albergue de Chicapa, a través de CONAFE: 90 niños de primaria y 50 jóvenes de secundaria reciben instrucción.

Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, Director Nacional de Liconsa, cumple con las instrucciones de Enrique Peña Nieto, presidente de la Republica, desde el 08 de septiembre no ha dejado de ayudar, con un grupo de funcionarios federales de la paraestatal apoyaron en la realización de los censos en las viviendas dañadas por el sismo del 07 de septiembre en los municipios de Unión Hidalgo, Juchitán, El Espinal, Laogalla, Ixtepec, Matías Romero, entre otros.

Los hechos hablan más que las palabras, “el albergue de Chicapa de Castro, es el mejor” señalan habitantes de la región del Istmo.

“Oaxaca no está solo” dijo Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva hace unas semanas. El aparato del Gobierno Federal se ve y se siente en el Istmo.

Los primeros días en que no había agua potable, la función de Liconsa también fue vital, 600 mil litros de agua y casi 100 mil litros de leche han sido entregados por el ejército a los damnificados.

Ante el devastador terremoto muchas familias quedaron en la calle. Por ello, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, también apoyó equipando el albergue de El Espinal y Laollaga, con tarimas, colchonetas, catres, víveres y lonas para que tengan un lugar digno para guarnecerse de las inclemencias del tiempo.

La respuesta del Gobierno Federal y Estatal ha sido rápida y efectiva, los apoyos fluyen. Hace unos días Enrique Peña Nieto puso en marcha la entrega de tarjetas para la construcción de viviendas. Ixtaltepec fue el municipio en donde arrancó la etapa de reconstrucción; 120 mil pesos en cuatro mensualidades para la compra de material y el pago de mano de obra en caso de la pérdida total de la vivienda.

Los afectados podrán optar por la autoconstrucción con la compra de materiales con un 20 por ciento de descuento o acceder a propuestas de constructoras que podrían edificar sus viviendas a un bajo costo. Además de poder acceder a crédito bancario “a la palabra” con tasas preferenciales.

Oaxaca sigue de pie…

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*