Joana Suárez
Carreteras destrozadas, poblaciones desalojadas, caminos cerrados, calles anegadas en las principales ciudades y media decena de ríos desbordados, es el saldo preliminar de las intensas lluvias que ha dejado la tormenta tropical “Ramón” en la región de la Cuenca.
No obstante, hasta el momento la Coordinación Estatal de Protección Civil no ha detallado las afectaciones y el número de víctimas a causa del fenómeno hidrometeorológico, que también ha impactado la Sierra Juárez, el Istmo, la Cañada, la Sierra Sur y la Costa.
En el caso de la Cuenca, en Tuxtepec, Valle Nacional, San José Chiltepec, Loma Bonita, entre otros municipios importantes, presentan agua en las calles hasta casi un metro de altura; en la comunidad de Palo Gacho, de Tuxtepec, quedó incomunicada por la destrucción del camino.
Similar situtación ocurre en Loma Bonita, donde además quedó trozada la carretera 145, en el kilómetro 15+000 del tramo Ciudad Aleman- Sayula, que comunica con Loma Bonita.
En San Felipe Usila, Jalapa de Díaz, por mencionar otras localidades, los pobladores también demandan la presencia de las autoridades estatales y municipales, ante el riesgo de inundaciones.