Alrededor de tres mil 700 viviendas fueron dañadas a causa de las torrenciales lluvias que dejó a su paso la tormenta tropical en la región de la Cuenca del Papaloapan.
El gobernador Alejandro Murat Hinojosa estuvo la tarde de hoy en San Juan Bautista Tuxtepec, donde hizo un balance de los daños y ofreció todo el respaldo de su gobierno a los damnificados de Tuxtepec, Valle Nacional, Santa María Jacatepec, San Felipe Usila, Loma Bonita, entre otros.
En conferencia de prensa, dijo que se está solicitado la declaratoria de emergencia con el propósito de que la ayuda se multiplique para las familias que perdieron sus bienes.
Anunció que a pesar de la emergencia que se vive en el Istmo de Tehuantepec con los sismos, no abandonará a la Cuenca y estará atento a cualquier situación.
Más tarde, el mandatario acudió a la localidad de Benemérito Juárez, agencia de Tuxtepec, que fue una de las más afectadas por las lluvias de ayer y parte de este jueves.
Previamente su esposa, la presidenta del DIF estatal, Ivette Murat de Morán, estuvo en la misma población con el propósito de llevar los primeros apoyos y ofrecer todo su respaldo a los damnificados.