En México, siete de cada 10 viviendas han sido construidas por la misma población; por ello, la importancia del proyecto de autoconstrucción asistida que implementa el Gobierno de la República en los estados afectados por los sismos de septiembre pasado, afirmó la especialista en producción social de vivienda, Elena Solís.

“Es muy interesante este proyecto que propone el Gobierno federal porque se enfatiza el trabajo, la costumbre y la forma en que la gente ha desarrollado por muchos años su vivienda, así como la asesoría técnica que ayudará a que las construcciones sean mejores”,

afirmó la especialista.

Elena Solís afirmó que en este proceso es fundamental la participación ciudadana, porque precisamente serán los mismos habitantes de estos hogares quienes decidan el diseño de sus viviendas, lo que permitirá una mejor satisfacción.

“La ciudadanía debe ser partícipe en el proyecto que encabeza el Gobierno de la República. Solamente se van a ejecutar los proyectos que cada quien haya aprobado y esto es muy importante porque no se realizan prototipos, sino soluciones de acuerdo con lo que cada familia necesita”, señaló la empresaria.

Resaltó la cultura de organización que tiene la sociedad mexicana, en este caso la oaxaqueña, la cual es incluso reconocida históricamente a nivel mundial. Destacó la costumbre del “Tequio” o “la mano vuelta”.

“En estos momentos el apoyo familiar es muy importante y como sociedad en Oaxaca se tiene una gran costumbre que se denomina “Tequio” o “la mano vuelta”, que está basada en que las familias se organizan para ayudar a otras para construir su vivienda, y entre todos compran desde comida hasta materiales, y una vez terminada la tarea se organizan para comenzar otra obra”, comentó.

Elena Solís detalló cómo se realizará el acompañamiento por parte de las empresas sociales para iniciar la reconstrucción de viviendas en los municipios afectados por el sismo.

“Cada una de las organizaciones están debidamente acreditadas y cuentan con equipos completos de arquitectos, ingenieros y expertos que apoyarán en el acompañamiento personalizado desde los levantamientos técnicos, el presupuesto para gasto de materiales y mano de obra, un desglose de materiales, la administración del presupuesto y visitas en el proceso de construcción”, puntualizó.

Por último, señaló que es de suma importancia explicar en talleres de atención personalizada a los habitantes las causas técnicas de lo que pasó con sus viviendas para generarles confianza y un mejor ambiente en todo este proceso.

“Lo que debemos explicarle a la población son cuáles fueron los problemas en la construcción de sus viviendas que generaron que un sismo tan fuerte las afectara, es decir, qué lo causó y qué debemos hacer para tener una vivienda mucho más segura y en mejores condiciones para enfrentar problemas como los que ahora nos presenta la naturaleza”, afirmó.

La Razón