– Habitantes de esa zona señalan que en los permisos de construcción y apertura podría haber tráfico de influencias, pues la primera autorización de impacto y riesgo ambiental la otorgó la tía de uno de los dueños, Helena Iturribarría, exdirectora de Ecología.

La directora de Ecología en el sexenio de Gabino Cué, Helena Iturribarría Rojas, tía de uno de los dueños de la gasolinera ubicada en Brenamiel y suspendida por un juez federal porque fue construida sobre uno de los principales ductos que surten de agua potable a la Ciudad de Oaxaca, fue la funcionaria que le dio la primer Autorización de Impacto y Riesgo Ambiental a esa estación de servicio, el 17 de julio de 2014.

Esa autorización posteriormente fue revocada por una demanda promovida por los vecinos, además de ser invalidada por el reporte que emitió Protección Civil el 10 de marzo de 2015, cuando dictaminó que no se podría construir la gasolinera sobre el ducto que distribuye agua a decenas de colonias de la capital.

El terreno de la gasolinera está a nombre de Patricia Martínez Iturribarría, madre del dueño Gerardo Reyes Martínez y prima de la ex directora de Ecología, Helena Iturribarría Rojas. El padre de Gerardo es José Gerardo Reyes Gómez, hermano de quien aparece como representante legal de la estación de servicio, José Antonio Reyes Gómez.

Durante el sexenio de Gabino Cué, Helena Iturribarría Rojas se desempeñó como directora del Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable, en tanto que su padre, Manuel Antonio Iturribarría Bolaños, fue uno de los directores del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

En abril de 2016, Helena Iturribarría presentó su renuncia al entonces gobernador Gabino Cué para integrarse al equipo de campaña de José Antonio Estefan Garfias, candidato de la coalición que formaron el PAN, PRD y PT y quien compitió contra el actual gobernador Alejandro Murat Hinojosa, de la coalición que registraron el PRI y PVEM.

HALLAN DESPENSAS DE PEPE TOÑO

Como consta en reportes periodísticos del 12 de mayo de 2016, Rubén López, quien entonces era parte del equipo jurídico del PRI – PVEM, denunció ante los medios de comunicación que localizaron “en el municipio de San Jacinto Amilpas, en la zona conurbada a la Ciudad de Oaxaca, una bodega habilitada con despensas con la leyenda del candidato PAN – PRD, José Antonio Estefan Garfias, en un terreno continuo a una gasolinera que tenía sellos de clausura.”

“El sitio fue resguardado por seguidores del PRI, en espera que arribaran agentes del Ministerio Público especializado en materia electoral…”

“Al lugar arribó una persona que se dijo responsable y se identificó como José Antonio Reyes, quien preciso que la propiedad está a nombre Patricia Martínez Iturribarría, tía (en realidad es prima) de Helena Iturribarría, ex directora de Ecología del gobierno estatal, quien actualmente forma parte del equipo de campaña de la alianza PAN-PRD. Reprochó la irrupción de los priistas al interior del inmueble, advirtiendo que estaban propiedad ajena.”

El vocero de la coalición PAN – PRD descalificó el hecho, pero quedó registrado en las notas periodísticas del periodo de campaña.

A pesar de la vinculación de los dueños de la gasolinera con Gabino y Pepe Toño, funcionarios del actual gobierno priista de Alejandro Murat, como el director jurídico de SAPAO, Juan Flores Núñez, mantienen una férrea defensa de la estación de servicio por sobre los intereses de los ciudadanos de la capital de Oaxaca, quienes podrían verse afectados por una posible contaminación del agua, como lo dictaminó el juez Cuarto de Distrito en base al reporte de Protección Civil del 2015.

YA HABÍA SIDO CLAUSURADA

En el sexenio pasado, el extinto Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable emitió una resolución en mayo de 2015 en la que señaló: “la empresa ‘T Estación de Servicio Gasolinero SA de CV’ no podrá iniciar la etapa de operación de la citada estación de servicio, hasta en tanto realice las modificaciones señaladas por dicho organismo operador (SAPAO) y cuenten con el visto bueno del mismo”.

Dichas modificaciones eran sobre la reubicación de la línea de agua potable que cruza por ese predio con las especificaciones que le dio la dependencia.

Ante la falta de cumplimiento y luego de no permitir que las autoridades de Protección Civil, Ecología y de SAPAO supervisaran las condiciones en las que se estaban realizando los trabajos de construcción, se clausuró la obra el 28 de mayo de ese mismo año.

A pesar de todo, aunado a la inconformidad de los vecinos, fue en la actual administración estatal cuando se le dio el permiso para operar a dicha estación de servicio.

Es con el ahora secretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable, José Luis Calvo Ziga —también empresario gasolinero— que logró iniciar actividades la estación ubicada en Camino a San Jacinto Amilpas número 127 en la colonia Jardines de la Primavera.

Según los vecinos, el juicio legal en contra de la operación de la gasolinera continuará hasta que sea definitivamente cerrada.

Tiempo de Oaxaca