Erika Hernández
Ixtacuixtla, Tlaxcala, México.- El Secretario de Educación, Aurelio Nuño, informó que prevén instalar al menos 300 aulas provisionales en el Istmo de Tehuantepec, las cuales tardan entre 3 y 4 semanas en ser construidas, por lo que el regreso a clases aún tardará.

En la Ciudad de México, agregó el funcionario federal, se cumplirá con el plazo límite establecido para el retorno a las escuelas el próximo lunes.

Lo mismo sucederá en estados afectados por el temblor del 19 de septiembre, entre ellos Morelos, Puebla, Tlaxcala y Guerrero.

Sin embargo, dijo, el Estado de México podría tardar un días más porque aún realizan un conteo.

En Oaxaca y Chiapas aún no hay fecha de arranque, pues prácticamente en todas las comunidades afectadas 8 de cada 10 escuelas están dañadas y no pueden recurrir a la reubicación.

En Juchitán, por ejemplo, donde hay unos mil alumnos, se instalarán 36 aulas, lo que llevará hasta 4 semanas para tener las escuelas temporales, agregó.

“En el Istmo tenemos más del 80 por ciento de las escuelas dañadas, entonces vamos a tardar más, ya comenzaron a instalarse las escuelas provisionales, porque ahí no podemos reubicarlos”, señaló.

Reforma